Monitorizar desde el cielo

Una de las materias primas que manejamos los profesionales de la Comunicación es la información y en el mundo hipercomunicado que vivimos, el creciente quantum informativo nos lleva a la imperiosa necesidad de contar con sistemas de monitorización que nos permitan detectar de manera temprana informaciones críticas, especialmente, cuando son o pueden resultar negativas.

La monitorización de los medios de comunicación y de las redes sociales es fundamental y está, afortunadamente, bastante desarrollada, con multitud de herramientas que nos permiten realizar una gestión razonable y tener una percepción adecuada del entorno. Pero aún se puede ir más allá.

Acabo de leer una información sobre Planet que es una compañía aeroespacial dedicada al análisis de datos fotográficos. Los obtiene directamente de su flota de 200 satélites de observación de la Tierra. Los penetrantes ojos de estos objetos volantes perfectamente identificados cubren diariamente el 100% de la masa continental de la tierra, 300 millones de kilómetros cuadrados. Lo ven todo y lo dejan todo reflejado diariamente en un millón y medio de  fotografías. Monitorización casi en tiempo real.

Como la Defensa camina casi siempre a la vanguardia tecnológica, hablar de satélites se asocia a hablar de espías, pero no. No sólo. Cada vez más, las corporaciones siguen aquella máxima de think big ya que la dinámica globalizadora de la economía y el comercio les obliga a ello. No son sólo las empresas, en realidad, cualquier organismo público o privado, estatal o no gubernamental que realmente influya o quiera influir en alguna parte del mundo tiene una inmensa necesidad de, primero, acceder a fuentes de información y, segundo, ser capaz de procesarlas más o menos en tiempo real.

Han quedado muy lejos aquellos tiempos en que Camarasa (hay que ser mayor para entender esta referencia), nos facilitaba en sobrecitos amarillos recortes de prensa muy bien doblados con todo lo que se había publicado de un tema. Hoy, la monitorización es una de las herramientas al servicio de la gestión y la estrategia. Y para algunas instituciones, corporaciones y organizaciones no gubernamentales, poder “mirar”  el mundo y poder ver directamente cómo evolucionan los campos de refugiados en una zona de conflicto o la degradación de una zona protegida, cómo avanza la construcción de una planta industrial (propia o ajena) o la mancha urbana de una ciudad o si ha salido ya del astillero el primer portaaviones chino, se convierte en una información importante a la hora de tomar decisiones realistas y basadas en datos.

Como especialistas en Comunicación, nada en este mundo nos puede ser ajeno y la información proporcionada por los satélites puede resultar de un gran interés, no sólo para la gestión estratégica de las compañías, sino incluso a la hora de desarrollar campañas de concienciación porque, a veces, una imagen satelital vale más que mil palabras.

Por Alberto Mariñas, socio en Estudio de Comunicación España.

@amarinas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.