Muerte y comunicación

Las empresas tienen necesidad de comunicarse en momentos buenos y en momentos malos. Incluso en momentos terribles. Momentos como un accidente de avión, una explosión en una factoría, un incendio o un accidente de tren -como el que desgraciadamente acaba de ocurrir en España y que tiene al país sumido en la consternación y el dolor- provocan crisis de Comunicación que ponen a prueba los sistemas de Comunicación de las empresas, a sus especialistas en la materia  y a sus equipos directivos.

No es fácil mantener la calma y la profesionalidad cuando el dolor invade todos los estamentos de una compañía. Pero no queda otro remedio. Estudio de Comunicación ha participado y participa en la gestión de muchas de estas situaciones de crisis y puede aportar algunos consejos que no se deben olvidar:

  • Lo primero son las personas. Y, por tanto, los mensajes clave en la primera fase deben ser mensajes humanos, de solidaridad, de condolencia, de apoyo a las víctimas y a sus familias.
  • Lo imprescindible es no mentir. Comunicar con rigor y diciendo sólo lo que podemos decir y de lo que estamos seguros. Hay siempre, en estas situaciones, una enorme presión por conseguir datos, por publicar datos novedosos. Pero las empresas no pueden caer en la frivolidad o la improvisación. No se puede mentir y no se pueden comunicar conjeturas o especulaciones.
  • Tenemos que hablar con un lenguaje comprensible para el gran público, sin tecnicismos excesivos.
  • Hay que tener un sistema de portavocía centralizada para unificar el mensaje. Eso no significa que sólo exista un portavoz, porque puede haber situaciones que requieran de más de uno, pero si es imprescindible que todos los portavoces (limitados en el número, por supuesto) den el mismo mensaje, coordinado y centralizado.
  • Hay que tomar la iniciativa generando información, aunque la información sea que no hay nuevos datos que contar. Y debemos de explicar qué se está haciendo, qué trabajos están realizando los expertos, qué medidas está tomando la empresa…
  • Hay que usar todos los canales a nuestro alcance para divulgar la información; por supuesto, también las redes sociales.

La experiencia demuestra que en este tipo de situaciones son tremendamente útiles los manuales de Comunicación para situaciones de crisis, porque estos permiten contar con un guion de actuación que, si no se tiene, hace mucho más difícil improvisar en medio de la tragedia.

La Comunicación en este tipo de situaciones no solo es útil para proteger la reputación de la empresa: también lo es para ayudar y buscar la mejor solución a los problemas causados por el incidente.

Son días de luto en España y todo el equipo de Estudio de Comunicación se suma al dolor de las familias y manifiesta su solidaridad con las victimas del terrible accidente de tren ocurrido en Santiago de Compostela.

Por Estudio de Comunicación España

@EstComunicacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.