Nuevas tecnologías y la revolución jurídica: defender la reputación online

 

Nuevas tecnologías y la revolución jurídica es el título de la jornada organizada por Garrigues y APD en la que se abordaba desde múltiples perspectivas las reformas normativas necesarias para dar viabilidad a la economía digital y, al mismo tiempo, proteger los intereses tanto de los emprendedores como de los sectores tradicionales y, por supuesto, de los consumidores.

La jornada reunió a representantes del ministerio de Justicia, ministerio de Economía, abogados, emprendedores, consultores, representantes patronales y miembros de destacadas empresas en el ámbito digital como Telefónica y Google. Todos los ponentes dejaron claro cómo la realidad que abre el mundo digital en la creación de actividad económica, la relaciones laborales, la explotación de datos, la reputación, etc. necesitan de manera urgente el desarrollo de un marco normativo ya que su ausencia, por un lado frena las posibilidades de desarrollo y, por otro, genera indefensión y desigualdad de oportunidades.

Uno de los aspectos abordados en las ponencias fue el de ¿cómo proteger la reputación online de los directivos? Un tema que desde la perspectiva jurídica abordó Carolina Pina, socia de Propiedad Industrial e Intelectual de Garrigues, quien repasó todos los instrumentos legales disponibles en nuestro ordenamiento para defender el derecho al honor y la intimidad, al tiempo que resaltó las múltiples dificultades para que esta protección sea completamente efectiva. A lo largo de su intervención Pina dejó claro que, junto a los planteamientos jurídicos, la defensa de la reputación de los directivos debía también desarrollarse en el ámbito de la comunicación para ser más completa y efectiva.

Alberto Mariñas, socio de Estudio de Comunicación, desarrolló en su intervención las diferentes posibilidades que la comunicación ofrece a hombres de negocio, empresarios y directivos para proteger su reputación online. En su parecer, la defensa de la reputación no puede hacerse sólo tratando de apagar los fuegos provocados por menciones negativas que aparecen en los buscadores sino que es necesario desarrollar una política proactiva tendente a generar noticias y contenidos de interés en torno a la persona en cuestión, que tengan un carácter neutro o positivo y que sirvan para contrarrestar tanto inputs negativos provenientes del pasado como otros que pudieran surgir en el futuro.

Según expuso Mariñas, mientras que la vía legal es la única capaz de ofrecer una solución definitiva en asuntos relacionados con el derecho al olvido, la vía de la comunicación es la única capaz de ofrecer resultados tangibles a corto plazo que no dependen de los tiempos marcados por los tribunales y que se pueden desarrollar de manera continuada en el tiempo sin últimas instancias que pongan fin a un proceso.

Por @EstComunicacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.