Periodismo con futuro

 

Recientemente, el joven empresario Manuel Arroyo compró uno de los periódicos emblemáticos de México, EL FINANCIERO. Con más de 30 años de vida, éste fue el primer diario especializado en economía y finanzas y marcó un hito por la influencia y la calidad del periodismo que consiguió.

Manuel Arroyo, el joven y apasionado empresario que ha hecho su capital en el negocio de la tecnología y cuya edad es apenas mayor que la del periódico, dijo, ante el cuestionamiento natural de por qué dedicaba gran parte de su patrimonio a una empresa que iba en contra de toda lógica, que estaba detrás de un gran proyecto de transformación, una reingeniería total del diario y de la manera de hacer periodismo. El diario impreso, tal como lo adquirió, cree que puede convivir en el mercado mexicano tal cual por otros 12 o 15 años, pero que su idea por supuesto rebasa el simple hecho de hacer un buen producto en papel.

En un país donde solo en la capital de la república existen 25 periódicos diarios, el desafío es aún mayor. La aparición del joven Arroyo ha despertado una gran atención y enormes expectativas. A alguien, que toda su vida ha estado pegado a la tecnología de la comunicación y a su vertiginoso desarrollo, no se le debe de quitar la vista, pues aparte de su vehemencia y su visión, es el caso de un empresario exitoso que entra al periodismo y no de un periodista que se convierte en empresario. Al tiempo.

Manuel Alonso Coratella, Vicepresidente de AB Estudio de Comunicación. 

@malonsoc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.