De fútbol y otras cosas

La fórmula utilizada por Campofrío para su anuncio de finales del pasado año ha abierto una nueva vía en la publicidad de las marcas españolas que quieren aprovechar aspectos positivos de España y de los españoles para lanzar un mensaje de optimismo y reforzar el, ahora, dañado orgullo de pertenencia.

La última que ha recurrido a ella ha sido la compañía Movistar que ha aprovechado su patrocinio de la Selección Española de Fútbol para ligar los éxitos de “la roja” al éxito que están consiguiendo en sus tareas diarias cinco españoles en sus diferentes ámbitos de actividad: (un biólogo de sistemas, una ‘especialista en sacar a sus dos hijos adelante sin ayuda’, una doctora reconocida por la ONU como la mejor inventora mundial; un joven arquitecto y un estudiante de robótica que compagina sus estudios con el trabajo). Los cinco son citados en un hotel donde reciben la visita ‘inesperada’ de algunos de nuestros internacionales quienes irrumpen en un aplauso como reconocimiento a su trabajo.  

Desde hace ya algún tiempo, desde diversos sectores, se ha insistido en que existe una relación entre la recuperación de la confianza y el comienzo de un nuevo ciclo económico positivo. No resulta sencillo que los casi seis millones de españoles que engrosan las listas del desempleo se sientan reconfortados por mensajes de este tipo, ni que esto palíe en ninguna medida las dificultades por las que atraviesan. Es de suponer que tampoco lo pretende. Pero sí que la existencia de mensajes positivos puede contribuir a reforzar la creencia de que somos mucho más capaces de lo que transmitimos o de lo que transmiten de nosotros.

Desde hace décadas, por no decir siglos, España ha arrastrado una imagen estereotipada de gente despreocupada que vive pendiente de sus fiestas y sus siestas, obviando nuestro legado cultural. En la última década, la imagen se ha trasformado por mor de los éxitos de nuestros deportistas, pero poco más. Por ello, resulta muy interesante que seamos capaces de reconocernos a nosotros mismos y de valorar lo que somos capaces de hacer, como paso imprescindible para mostrárselo al mundo. Algo en lo que también han de aplicarse nuestras empresas para recuperar la confianza de los inversores y conseguir avanzar hacia la recuperación económica. Porque, a fin de cuentas, “no sólo jugamos bien al fútbol”.

Por Gerardo Miguel, consultor sénior de Estudio de Comunicación España

@GerardoMiguelb

Foto: Flickr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.