La era del cuponing

Últimamente no paran de llegar por una vía u otra (redes sociales, mailings, buzoneo…) publicidad a través de vales descuento para probar o comprar productos y servicios, así que el coleccionismo de cupones se ha convertido en un verdadero hobbie. Es de obligado cumplimiento revisarlos antes de hacer nada, no sea que tuviéramos alguno por ahí que fuera a caducar. Este fenómeno, que puede llegar a alcanzar la obsesión, llega hasta el punto de organizar los planes de ocio en función de ellos. ¿A alguien le ha pasado? Seguro que sí.

Es la fiebre del cuponing. Una tendencia muy de moda que abarca todas las actividades del día a día hasta el punto de existir ya el primer hombre que ha vivido durante un año sólo a base de estos cupones. La temática es muy variada y se pueden encontrar desde lo más sencillo hasta actividades que resultan un poco raras: 2×1 en cenas, 50% para lentes de contacto, masajes,  inseminación artificial, operación de hernia, para la bolera, para limpieza del coche, gimnasio, etc. También están aquellas empresas especializadas en ellos y que se compran con mucha antelación a la fecha de caducidad y que a cambio aportan mayores descuentos (los famosos groupon o letsbonus, entre otros).

Esta no es más que una estrategia de marketing para captar clientes en tiempos de crisis donde el mayor beneficio aparentemente es para el consumidor final. En un momento en el que el precio se mira y se remira, junto con la facilidad que existe para compararlos con la competencia, para las compañías se ha convertido en una táctica que los marketinianos saben manejar a la perfección: un paseo en globo nunca sería posible para algunos a no ser que alguien lo ofrezca con un 50% de descuento. Esa es la clave del cuponing.

Para la compañía esta estrategia cuesta más que fidelizar a los clientes fijos y cuidado, no es cuestión de lanzar gangas a todas horas, sino de diseñar ofertas y promociones atractivas que no pongan en riesgo el negocio. Como ejemplo, éste que lanzó HTC y que permite el envío de cupones directamente al móvil según la ubicación del terminal. Una buena idea, al menos, para no tener que llevarlos en papel ¡qué alivio!

 

Por Eva Fresnillo, consultora senior de Estudio de Comunicación, España

@EvaFresnillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.