Públicos Enredados

Desde la creación de Internet, el manejo de la información ha evolucionado de forma vertiginosa. Se ha pasado de una transferencia básica de datos, al Correo Electrónico y de la Página Web hasta las Redes Sociales. Internet como medio de comunicación ha logrado integrar a todos los Medios masivos creados por el hombre en uno solo: Periódicos, Radio, Cine, TV y Teléfono, todo en un mismo paquete de información.

En la actualidad, las Redes Sociales son la novedad en los canales de Comunicación a nivel mundial. Ya no son únicamente un medio de interacción social, sino que se ha forjado una nueva cultura de masas que está transformando a cada usuario en un medio masivo de comunicación: es la retroalimentación al extremo. Está situación hace que miles de personas sean consideradas, por muchos, como los nuevos líderes de opinión, capaces de apoyar y/o denigrar personas, causas, productos y organizaciones. Éste es un nuevo fenómeno social que está incorporando al rumor como una fuente fidedigna de información a nivel mundial.

Las Redes Sociales han crecido precipitadamente desde su implementación dentro de Internet, sin embargo, es importante identificar el verdadero impacto que estas tienen en el público, ya que a las organizaciones muchas veces sólo les interesa aparecer ahí, sin saber por qué o para qué se debe estar en estos canales. Existe un gran auge entre los grandes corporativos en darle una importancia desmedida a las Redes Sociales, algunas empresas han puesto todo el valor de su imagen en este tipo de medios, pero en realidad… ¿qué tan influyentes son?, ¿quiénes son los públicos que se encuentran en las comunidades virtuales?, ¿cuántas personas “reales” conforman estas Redes? Y todo esto, tomando en cuenta que los usuarios de las Redes Sociales únicamente representan el 6 % de la población mundial, si descontamos los perfiles basura que inflan los datos.

En este sentido, diversos estudios de mercado han demostrado otra característica de estos medios; la Mentira, que en conjunto con el Rumor son los factores que desprestigian a las “Redes Sociales” poniendo en tela de juicio su influencia. Con la identificación de usuarios falsos, suplantación de perfiles, publicidad engañosa, infamias y la creación de falsos movimientos sociales, se ha demostrado que las redes sociales son un arma mercadológica de doble filo, por lo que muchas veces se ha sobrevalorado el impacto de esta nueva forma de Comunicación.

No cabe duda que las Redes Sociales son parte del presente de la Comunicación de masas, ya que se puede medir su retroalimentación de forma tangible, pero es un canal tan amorfo e irregular que no se puede calcular su impacto real a niveles mediáticos. El ejemplo de esta idea son las crisis mediáticas, que aunque puedan tener su origen en las Redes Sociales, la información debe pasar forzosamente por los Medios convencionales para ser considerada crisis mediática, ya sea en TV o Periódicos. La crisis se sigue formando en los Medios tradicionales de Comunicación y esta al final regresa a las Redes Sociales en formato de noticia convencional.

Es importante destacar por esto, que a pesar de las Redes Sociales, los Medios convencionales de Comunicación permanecen como la principal fuente de información oficial, los periódicos aún mantienen su impacto en el círculo rojo de la sociedad; la TV le sigue llevando mensajes a más personas que ningún otro medio y los periodistas siguen siendo, de acuerdo a su prestigio, los líderes de opinión con mayor audiencia y credibilidad. En este sentido las Redes Sociales se convierten en un  mero canal de réplica de los Medios convencionales.

Estar en Redes Sociales, no sólo implica alojarse en la dinámica de la Comunicación actual, sino también una responsabilidad como organización, ya que se deja de ser un ente invisible, pero se convierte, al mismo tiempo, en un blanco fácil, y aunque las Redes Sociales no son capaces de destruir organizaciones, los Medios tradicionales cada vez más recurren a estas para la búsqueda de información, que puede estar infundada y ser incorrecta, por lo que la Radio, la TV y los medos impresos al final, sin ningún remordimiento, responsabilizarán a las Redes Sociales en caso de que la información sea desmentida.

Las Redes Sociales son un medio importante en nuestros días, sin embargo, no han terminado de evolucionar y no son el gran canal que suplantará a los medios del siglo XX, no obstante es importante conocerlos, entenderlos y darles el peso específico que merecen.

 Por Francisco Fonseca Aguilar, consultor. México. 

@FfonsecaMx 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.