Recuperar la esencia, huir de las trincheras

Los medios se encuentran en una tesitura complicada. “Se han contagiado de la polarización política que vive nuestro país. Hacer periodismo desde las trincheras políticas es muy negativo.

Hay que volver al núcleo, al corazón del periodismo, en el que hay una separación nítida entre información y opinión”. Esta reflexión la hizo el pasado 16 de noviembre, Nemesio Rodríguez, presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, durante un debate online organizado por Nueva Economía Fórum.

Rodríguez lanzó un réquiem por el periodismo. Esa vuelta al núcleo servirá, dijo, “para fortalecer nuestra identidad esencial de independencia, para presentarnos al ciudadano, única y exclusivamente, como garantes del derecho de información”. Le añado, información limpia, sin contagios, libre de opinión en uno u otro sentido. Rodríguez reclama el ejercicio limpio de la profesión periodística, quizá también, para que recupere un prestigio perdido, desgastado. Informar sin dejarse llevar por los prejuicios de cada uno es ahora tan complicado como necesario. La deriva hacia los extremos, hacia los populismo de cada línea política, es una de las claves por las que los bulos tienen éxito y cuajan como argumentos, falsos pero argumentos, en la opinión pública. Lo hacen porque coinciden con los prejuicios, terreno abonado para que germinen las fake.

Recuperar la esencia periodística ayuda a crear una opinión pública más razonable, fuerte y constructiva.

 

Por Juan Francés, socio de Estudio de Comunicación

@JuanAFrancés

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.