Rendir cuentas

 

Se acabó el maldito 2012. Las compañías van cerrando sus cuentas del año pasado. Aquellas que estén más consolidadas en el exterior, tendrán menos problemas en su balance, estará más compensado. Las que apenas tengan presencia fuera habrán sufrido más. La caída del consumo interno, debido a la destrucción galopante de empleo y al incremento de los impuestos, provoca que este tipo de empresa sufra más, muchísimo mas, en un país que se había acostumbrado demasiado rápido a vivir como ricos.

Para las compañías cotizadas, se aproxima un momento especialmente delicado, el de rendir cuentas a sus “dueños” en la Junta General de Accionistas. Los accionistas cada día son más exigentes. No solo el retail, o accionista minoritario, sino también los fondos presentes en los accionariados.

Se impone, además de políticas de mayor trasparencia, especialmente en materia de retribución de directivos y de gobierno corporativo, una mejor explicación a la sociedad con la que se relacionan, los conocidos como stakeholders.

Es necesario diseñar una estrategia de comunicación acertada de cara a la Junta General de Accionistas, definir bien los mensajes a transmitir, preparar los prontuarios, etcétera. Hay que dar coherencia a la acción para que nuestros accionistas revaliden su confianza en los gestores de su empresa.

Por Iñaki Torres, director.

@inaki_torres

Foto: Flickr

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.