La reputación corporativa como reto de futuro

La gestión de la reputación corporativa tiene cada vez un mayor protagonismo en los planes y en las cuentas de resultados de las empresas, y va a experimentar un enorme desarrollo en los próximos años. Como punto de partida, existe una clara tendencia que busca que consumidores o clientes se identifiquen con los valores sociales que defiende la compañía. En torno a ello, las sociedades desarrollan toda una política de comunicación encaminada a vincular a públicos objetivo con empresa a partir de esos intereses compartidos.

El Departamento de Comunicación es el encargado de gestionar la Reputación Corporativa gracias a su conocimiento de las características propias de la empresa y los objetivos que se marcan desde la alta dirección. Es por ello que el director de Comunicación se revela como pieza clave en el proceso, siendo también el profesional que debe comunicar correctamente los planes de la compañía en este campo.

El Big Data será una de las herramientas más utilizadas en los próximos años para medir el impacto que las políticas de Responsabilidad Corporativa tienen en la cuenta de resultados de las empresas. La obtención, casi inmediata, de resultados basados en las preferencias y gustos de los consumidores, nos permitirán conocer en tiempo real la idoneidad de las políticas puestas en marcha, lo que incidirá de forma directa en la gestión de la Responsabilidad Corporativa y, por tanto, en el trabajo de los departamentos de Comunicación.

La personalización de los mensajes será otra de las actividades que van a tener un desarrollo vertiginoso en el futuro próximo. Tras la nueva revolución tecnológica que han supuesto las redes sociales, los grandes medios de masas se han visto afectados y su influencia, por tanto, se va reduciendo.

Con este escenario, las empresas deberán asumir las nuevas tendencias y destinar parte de sus recursos a conocer de manera proactiva a sus públicos, saber cómo se comunican los nuevos usuarios y ser capaces de acceder a ellos de forma natural. Sin duda, un cambio en la estrategia empresarial que conllevará crear mensajes y formatos diferentes y personalizados para cada uno de los grupos de interés de las compañías.

En los próximos años vamos a ser testigos de un cambio radical en la forma en la que las empresas adecúan sus políticas de reputación corporativa a las nuevas tendencias, derivado de los profundos cambios que se están produciendo en la sociedad. Una nueva realidad a la que las empresas deberán adaptarse lo mejor posible.

 

Por Alejandro de Antonio, director en Estudio de Comunicación España.

@AdAntoG

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.