Los riesgos del destape…online

¿Cuánto vale la reputación de una empresa? Difícil de calcular siempre que se habla, como en este caso, de un intangible. Lo que sí sabemos es que su valor es alto y su coste en términos económicos puede ser enorme, en relación a la pérdida de ventas.

Lo anterior viene a colación por la cuadratura de un nuevo círculo. En este caso, aquel relativo a la difícil ecuación entre la oportunidad que supone para las grandes marcas su presencia en las redes sociales y los evidentes riesgos de fraude, vía ciberataques, que conlleva la misma. No en vano, cada fortaleza tiene su debilidad, como cada yin se corresponde con un yang hasta completar el todo de cualquier concepto universal.

En el caso que nos ocupa, el resultado de la ecuación planteada más arriba es comprobar la gran fragilidad en que se encuentran las compañías, incluidos los gigantes empresariales, ante su exposición en las redes sociales. No en vano, un estudio realizado por la empresa de seguridad Ponemon Institute, del que recientemente se ha hecho eco el diario el País, refleja que el 43% de los responsables de tecnología de una amplia muestra de la banca internacional considera que las agresiones informáticas irán en aumento en 2013. Lo que unido al negocio generado por las redes sociales, alrededor de 16.900 millones de dólares en 2012 según estima la consultora Gartner, y a la gran vulnerabilidad de las mismas a los ‘hackers’, por la fragilidad de las contraseñas en las redes sociales, explican la preocupación de los responsables de velar en Internet por el prestigio de las marcas.

Los evidentes riesgos del mundo exterior provocados por los ‘piratas’ informáticos en los sites de sus redes sociales corporativas son evidentes: mediciones de visitas falsas, incapacidad para medir el tráfico real y, por tanto, pérdida de credibilidad y, por ende, de anunciantes. O sea, de dinero. Pero no son los únicos peligros. A los anteriores hay que añadir los propios o internos. Es decir, que el community manager la pifie en su trabajo o que la agencia de relaciones públicas responsable de diseñar la estrategia de Comunicación no acierte a la hora de establecer la más adecuada, con lo que puede salir al exterior información susceptible de ser utilizada con otros fines diferentes. Los famosos ‘leaks’ en sus diferentes versiones, si me lo permiten, ‘wikiperas’ o ‘vaticaneras’.

Que nadie está a salvo de sufrir ataques informáticos en los sitios que alojan sus diferentes redes sociales es obvio, pero que las empresas necesitan contar con profesionales con experiencia contrastada en la gestión de contenidos para tratar de evitarlo y minimizar los riesgos es tan cierto como la dificultad para calcular el coste en imagen que asumen las marcas empresariales con su exposición al ‘destape’ online. Que no es poco.

 

Por Fernando Geijo,  consultor sénior. España

@fergeijo

 

Foto:  Aztlek

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.