Para aquellas compañías que estén valorando, cómo organizar internamente la gestión de la Reputación Corporativa, nuestro mejor consejo es que piensen en la transversalidad de la materia a gestionar: comunicación, recursos humanos, innovación, diversidad, gestión del cambio…

Reputación y comunicación, un tándem necesario

Comenzar a explorar cómo puede el empleado “sumar” a la reputación de una compañía, requiere de dos aclaraciones previas.

En primer término, surge la necesidad de acotar qué es la reputación corporativa y también qué no lo es. Justo Villafañe afirma que la reputación corporativa en nada es diferente a cualquier clase de reputación.  Según la RAE, la reputación es la opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo y también el prestigio o estima en que son tenidos alguien o algo. Pues bien, la reputación corporativa está íntimamente ligada al comportamiento corporativo y es consecuencia de él.

En segundo lugar, también es clave llegar a un consenso sobre quiénes son los empleados de una compañía. Puede parecer una cuestión baladí pero no lo es.. .¿Entrarían por tanto dentro de esta definición aquellos trabajadores que sin tener una relación contractual trabajen en y para una empresa? Pongamos el caso de empleados por una empresa de outsourcing que desarrollan su carrera profesional durante años in house en una compañía.

Si preguntamos al departamento de RR.HH o al Jurídico la respuesta será clara: NO, no son empleados de nuestra compañía. Pero, ¿qué consideración les damos a la hora de ser creadores de opinión sobre nuestra empresa? Teniendo en cuenta que “viven” en ella, trabajan por y para ella, la conocen también o quizás en algunos casos mejor que algunos de esos empleados que la empresa tiene en nómina. La respuesta debería ser que su consideración, a la hora de ser generadores de reputación, es la de “empleados”.

Para aquellas compañías que estén valorando, cómo organizar internamente la gestión de la Reputación Corporativa, nuestro mejor consejo es que piensen en la transversalidad de la materia a gestionar: comunicación, recursos humanos, innovación, diversidad, gestión del cambio…

La gestión de la Reputación Corporativa requiere de un “trabajo coral”, en el que la Comunicación Interna debe funcionar como correa de transmisión, amplificación y dinamización.

Juana Pulido, Directora en Estudio de Comunicación España.

@juanapulido

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.