Responsabilidad social digital, nuevo concepto

Mundo Ejecutivo.- Una organización debe rendir cuentas no sólo a sus accionistas sino también al conjunto de públicos que son afectados por la actividad de la misma, entre ellos clientes, afiliados, trabajadores, proveedores, gobierno, sociedad, etcétera. Todos estos grupos tienen interés en que la empresa o institución funcione bajo criterios no sólo económicos sino sociales, entendidos como complementarios y no como excluyentes; los trabajadores para conservar o mejorar su empleo, la administración para recaudar impuestos, los clientes para obtener mejores productos o servicios.

Todas las organizaciones formales tienen una responsabilidad social que debe reflejarse en el comportamiento corporativo y por lo tanto se relaciona directamente con la estrategia de negocio u objetivos institucionales y cómo se gestiona englobando a todos los públicos o stakeholders.

La responsabilidad no es una declaración brillante, es una conducta, una apuesta por los valores, el reconocimiento por la dirección de que la empresa o institución es un proyecto compartido por sus públicos y que su legitimación social, hoy tan entredicha, descansa en los vínculos emocionales y solidarios con la sociedad y sus agentes.

Este concepto está permeando poco a poco en el ámbito corporativo. Identificarse como socialmente responsable es ya una ventaja comparativa para las empresas o instituciones que buscan diferenciarse ante sus competidores o similares.

En esta dirección, surgió recientemente un concepto asociado que se denomina Responsabilidad Social Digital, el cual se basa en el hecho de que la digitalización está cambiando al mundo y que las soluciones innovadoras del Big Data están impulsando la evolución de sistemas en los sectores económicos, sociales y empresariales, incluyendo la comunicación corporativa y el comportamiento organizacional.

La transformación digital impacta en los hábitos diarios de miles de millones de personas en todo el mundo, facilitando procesos que hace décadas parecían imposibles, como el acceso a información y herramientas que elevan los estándares de calidad de vida.

Klaus Gérman, experto en responsabilidad social y Director de Desarrollo corporativo en la consultora AB Estudio de Comunicación, dice que la Responsabilidad Social Digital abarca cinco rubros:

• Digitalización ecológica: consiste en promover iniciativas privadas y públicas en plataformas digitales para el reciclaje, la reducción de residuos y mejorar el consumo de recursos naturales.

• Cumplimiento de los derechos digitales: Enfocado a que las administraciones deben ser garantes de los derechos digitales de los usuarios, estableciendo con claridad normas y castigando a quienes no las cumplan para evitar abusos tanto de los ciudadanos como de la administración.
• Salud pública digital: Se refiere al uso excesivo de las herramientas tecnológicas que puede traer enfermedades en el cuerpo y mente de los usuarios. Se debe informar en todo momento sobre estas patologías y además brindar programas para detección temprana y tratamiento.

• Prevención de delitos virtuales: Los delitos en Internet existen y deben ser comprendidos por la comunidad digital, mediante el establecimiento de programas para prevenirlos. La sociedad no percibe de la misma forma estos delitos con respecto a los analógicos. Los menores de edad pueden correr peligro y no sólo ellos, si no que cualquier usuario en Internet o redes sociales puede ser víctima de este tipo de delitos.

• Redes de apoyo ciudadano: Los sistemas organizativos que permiten la cooperación y colaboración entre personas pueden cambiar de la noche a la mañana las precarias situaciones que muchos sectores de la población atraviesan, superando así muchas crisis que golpean la calidad de vida de muchas personas.

“No solo podemos referir al apoyo colectivo, sino incluso al apoyo individual de diferentes casos que en otras plataformas no podrían trascender
de la misma manera. Esta es una tarea fundamental de la Responsabilidad Social Digital”, dice Klaus Gérman.

 

Por Carlos Bonilla, Socio en AB Estudio de Comunicación 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.