Se trata de saber seleccionar

spam

Decía recientemente Enrique Serbeto, corresponsal de ABC en Bruselas, durante su intervención en la cuarta jornada del Campus de Periodismo Francisco de Cossío, que el secreto del periodismo “no está en encontrar la información, si no en tener filtros y saber distinguirla de la propaganda”. Afirmaba en su intervención que los periodistas reciben cada día “unos 200 ó 300 correos electrónicos y tenemos que saber dónde está la noticia”, para concluir que lo importante es saber “seleccionar”.

Una de las claves del buen periodista es saber distinguir una noticia de lo que no lo es. También lo es de los responsables de comunicación de empresas e instituciones que acostumbran a inundar con miles de notas de prensa los buzones de las redacciones con noticias, que probablemente, para la inmensa mayoría de los medios no lo son. Es casi seguro, también, que algunas de éstas no pasarán los filtros de un medio dirigido por los que las envían.

En unos tiempos como los actuales, en los que la información fluye por todos los lados, con un ingente caudal, resulta cada vez más importante realizar una selección. Pero no sólo de las informaciones que emitimos, lo que debería ayudarnos a evitar que queden en el cajón del olvido, también de los canales y de los medios a los que se les emiten.

En comunicación no siempre más es sinónimo de mejor, al contrario. La sociedad de la información está provocando efectos, que a veces podrían resultar contradictorios. Por un lado, se están multiplicando los medios y los canales pero, al tiempo, se está produciendo una mayor especialización de los contenidos. Es aquí donde, el responsable de comunicación, ha de realizar una selección de los mensajes a transmitir y su adecuación para el medio al que va dirigido. No se trata de otra cosa que de dar a cada uno lo que quiere recibir, lo que para cada uno es noticia. De esta manera, es mucho más fácil evitar que algo que consideramos de interés se pierda en el limbo de las notas de prensa que es el buzón de entrada del correo electrónico, donde yacen muchas informaciones marcadas con la P, no de papelera, sino de propaganda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.