Seguridad, libertad y privacidad en la Red

Durante las últimas semanas, y como consecuencia de los recientes atentados de París, las alarmas se dispararon sobre lo que podía haber sido una de las vías de comunicación de los terroristas: la red Tor. Según han publicado algunos medios de comunicación Francia estaría analizando la posibilidad de prohibir su uso.

Pero qué es Tor. Según la página desde que la que se puede descargar, se afirma que  la red Tor es un grupo de servidores que permite a las personas mejorar su privacidad y seguridad en Internet. Los usuarios de Tor emplean esta red mediante la conexión a través de una serie de túneles virtuales en lugar de hacer una conexión directa, permitiendo así compartir información a través de redes públicas sin comprometer su privacidad. En esta misma explicación se menciona explícitamente a los periodistas, que dice usan Tor para comunicar de forma más segura con sus confidentes.

Defender la libertad y la privacidad es fundamental y vigilar para que su cumplimento sea efectivo también, pero ¿qué pasa si los usuarios estuvieran haciendo un uso inadecuado de este software? ¿No sería competencia de los Estados vigilar por el mantenimiento de la seguridad de sus ciudadanos? ¿Supondría eso la violación de algún derecho fundamental?

La respuesta ya la tenemos, y no es nueva. A mediados de este año se celebró en Bruselas la segunda Conferencia de Alto Nivel sobre la Estrategia de Ciberseguridad de la UE, en la que se repasaron los principales avances en materia de ciberseguridad en los distintos Estados miembro, así como las iniciativas sobre este asunto al nivel de la Comisión Europea, como es la propuesta de Directiva sobre Seguridad de las Redes e Información, más conocida como Directiva NIS. Al igual que en la edición previa, que se organizó en colaboración con el National Institute of Standards and Technology (NIST) americano, el evento contó con una nutrida presencia de profesionales de todos los sectores y de todos los Estados miembro para posteriormente participar en debates orientados, por una parte, a la industria europea de ciberseguridad y, por otra, a la lucha contra el Cibercrimen.

La herramientas de lucha existen, pero como dice el refrán quien hizo la ley hizo la trampa, por lo que el debate debe continuar abierto: seguridad-libertad-privacidad. Y después del debate, señores tomen las decisiones que garanticen nuestros derechos, especialmente el de la vida.

Por Juana Pulido, consultora sénior de Estudio de Comunicación . España

@juanapulido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.