"Spain is different"

diferente


Spain is different. Slogan (o claim, como dicen los modernos) muy socorrido para definir a nuestro país. Pero, realmente, ¿qué nos hace tan diferentes (o únicos)? La primera respuesta que le viene a una a la cabeza son los archiconocidos tópicos del sol, el toreo y el fútbol, cuando no salta la paella o el Rioja al primer lugar de la lista. Y así lo ponía de manifiesto, una vez más, una encuesta de la empresa de investigación de mercados TNS realizada en China que citaba el periódico ABC este domingo en un artículo sobre la Expo de Shanghái. Abrimos un Instituto Cervantes en 2006. Celebramos el Año de España en China en 2007. Sin embargo, más de la mitad de los consultados (52 por ciento) no sabe nada sobre la cultura hispana. Para los que nos conocen ¡oh, grata sorpresa! la percepción sobre nuestro país se limita al “dou niu”, que es como se dice toreo en mandarín, y al “Huang Ma” (Real Madrid). Un ejemplo que suena a chiste de Chiquito de la Calzada, pero que no lo es, y que saca a la luz un problema de trasfondo mucho más serio: la imagen de la “marca España” no es fuerte y mucho menos clara.

Hagamos un ejercicio. Si yo digo ‘Alemania’, al unísono obtengo una respuesta: potencia industrial. Si pensamos en Italia o Francia (absténganse de responder los que sitúan la gastronomía entre sus prioridades vitales), la respuesta no se hace esperar: diseño. Nosotros somos fuertes en energías renovables, nuestros bancos aparecen en los primeros puestos de los rankings del sector financiero, somos reconocidos gestores de infraestructuras de autopistas y aeropuertos… Pero parece ser que sólo lo sabemos nosotros (o por lo menos, no lo saben en China). Y eso, claro está, no vende.

Un vez más, se pone de manifiesto la necesidad de trabajar en serio por la marca España, en China y en otros muchos países del mundo. Durante los próximos seis meses la Expo podrá ayudar en China, pero no será suficiente. La imagen de un país no se crea en pocos meses, ni sólo con una Exposición Universal. Hay que llevar a cabo un trabajo serio, continuado y gastar dinero en ello. No sería mala idea que el gobierno español y las embajadas de nuestro país trabajaran seriamente en esta materia. Aunque me temo que las cosas van más por la creación de nuevas embajadas autonómicas, por mucho gasto en protocolo inútil y en diplomacia ineficaz…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.