Tecnología de papel

ebookread

El calendario chino señala 2010 como el año del Tigre, pero para los tekkigurús el año que acabamos de estrenar será el año del eBook, los readers o cualquier otro dispositivo electrónico que los más aventureros auguran enterrarán al libro en su tradicional formato papel. Pura ficción o no. Lo que está claro es que ambos formatos deben convivir pacíficamente, sin excluirse, al menos, hasta que los fabricantes de los nuevos dispositivos y la industria editorial se pongan de acuerdo sobre una cuestión tan poco baladí como la propiedad intelectual y los derechos de autor.

Los fabricantes también deben resolver varias cuestiones técnicas nada prosaicas tampoco, para que el lector que opte por los nuevos cacharritos disfrute de la lectura con el mismo placer y comodidad que lo hace un ávido devorador de las antiguallas de papel. Nunca será lo mismo leer un mero PDF, en una pantalla brillante –ojo no he escrito rutilante-, o que la luz roja de la batería te arruine justo ese momento culminante de la novela o el momento consulta cuando ibas a comprobar ese dato de jurisprudencia, pongamos por caso y no puedas pasar página. Pero ¿se imaginan lo que será ir con la biblioteca a cuestas, la nuestra y varias más, en el bolso y en apenas 300 gramos de peso? Una ventaja sin duda como otras que nos traen los avances tecnológicos a los que nadie debe dar la espalda y menos cuando es un nicho de negocio aún por explorar. De momento, Amazon, lider del sector, ya ha anunciado que en Navidad sus ventas de libros electrónicos superaron a las de papel. Una estrategia de marketing o no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.