¿Un Mercado Único Digital y una comunicación sin barreras?

Internet y las tecnologías digitales están transformando cada día más la manera en la que nos comunicamos. Tanto Europa como las otras regiones del mundo deben asumir el fenómeno de la revolución digital y crear las mejores soluciones para adaptarse a la misma. La respuesta de nuestro continente ha sido la iniciativa de crear el , que sería una rama del Mercado Interior en el ámbito digital.

Es más que comprensible que esto conlleva a plantearse numerosas cuestiones que generan dudas. La Representación de la UE en España convocó el pasado 14 de junio una conferencia con el fin de abordar este tema tan importante y ambicioso.

El proyecto del Mercado Único Digital supondría una mayor convergencia de la industria de la comunicación y de servicios de contenidos digitales. Sin embargo, al ideal de alcanzar una comunicación sin barreras y el libre acceso a todo tipo de contenidos, se contraponen limitaciones que afectan a este proyecto, como la protección de propiedad intelectual o las normas respecto a la protección de menores, entre otras cuestiones.

Aunque uno de los elementos facilitadores para una comunicación de valor es el libre flujo de información, no hay que olvidar que la valorización del individuo se fundamenta justamente en la protección del mismo, de sus datos e información. Por tanto, la línea que sigue la Unión Europea es que ´primero hay que preguntar y proteger a los ciudadanos´. Una vez garantizado esto, se podrá proceder a implementar mejoras en el acceso de los ciudadanos a la amplia gama de contenidos, lo que incluye poner fin al bloqueo geográfico y, por otra parte, facilitar una comunicación sin barreras.

En este sentido, la Estrategia de la Comisión Europea para el Mercado Único Digital, se basa en tres pilares: 1) la mejora del acceso de los consumidores y las empresas a los bienes y servicios digitales en Europa; 2) la creación de unas condiciones adecuadas y equitativas para el éxito de las redes digitales y los servicios innovadores; 3) y el aprovechamiento máximo del potencial de crecimiento de la economía digital y de las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

En un futuro cercano, se pretende apoyar a una sociedad digital integradora, donde los ciudadanos europeos puedan aprovechar todas las oportunidades que el Internet y las redes sociales ofrecen.

Todo esto representa un proyecto ambicioso y, además, supone un punto significativo en la evolución del uso de las nuevas tecnologías de comunicación y del comercio digital. No obstante, hay que tener en cuenta los desafíos con los que se enfrenta actualmente la Unión Europea. Dicho esto, es muy probable que el proyecto de un Mercado Único Digital aún deba esperar para poder hacerse realidad, pero continua dando pasos.

Por Jovana Poznan, consultora trainee en Estudio de Comunicación España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.