Veni, Vidi, Vici

marcasblancas

Quien cree que cada vez compramos más marcas blancas por la crisis quizás se engaña. Cuando todo era de color de rosa, en el 2006 y 2007, según Nielsen, un 87% de consumidores ya las compraba. Y en los países con renta altas, como Suiza, Reino Unido o Alemania, les gustan más todavía. Veo estos datos y empiezo a dudar que la marca blanca sea hija de crisis. ¿No será, que es hija del sentido común, y que han venido para quedarse? Más que la cultura del “menos es más” a lo mejor forman parte de la cultura del “menos es mejor” porque con lo que ahorras inviertes en otras cosas que te apetece comprar. Y eso, a todos nos parece interesante y como dijo Julio Cesar, “Llegué, vi, vencí”.

Una respuesta a “Veni, Vidi, Vici”

  1. […] y representación reales que actualmente no tenemos- leía en el blog de Esperanza Cambuj una reflexión relativa a las marcas blancas que me llevó a trasladarla al ámbito político.¿Por qué no se aprueban las listas abiertas? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.