Voice Commerce: la revolución que está a la vuelta de la esquina

«Ok,Google, búscame un vuelo a Cincinnati», y Google me responde con las mejores opciones posibles en función de la hora y del precio. De esta petición, a: «Alexa, cómprame el último libro deJoel Dicker», hay solo un paso. Un paso que ya no tiene que ver con la tecnología al servicio del usuario y que ya está totalmente disponible, sino con un cambio en los hábitos de consumo y en la confianza de los usuarios en los asistentes de voz, que poco a poco ya se está produciendo.
Según el estudio Anual de eCommerce de IAB Spain y Elogia de 2019 realizado en España «20,3 millones de españoles entre 16 y 65 años realizan sus compras online con un promedio de frecuencia de tres veces al mes. Además, el ordenador pierde peso frente al smartphone, cuya preferencia para realizar compras creció en 8 puntos porcen­ruales con respecto a la edición de 2018».
Por otro lado, la consultora PWC ha publicado el informe Consumer lntelligence Series: Prepare for the voice revolution (Serie sobre Inteligencia de Consumo: Preparé monos pat-a la revolución de la voz), en el que se destaca que el 90% de los participantes en el estudio ya admitían estar familiarizados con los asistentes de voz y, de estos, un 72% afirmaron haberlo utilizado. Una práctica que, según los resultados e este informe, está siendo impulsada por los consumidores más jóvenes y en los hogares con niños y con ingresos inferiores a los 100.000 dólares.
Si cruzamos los datos de IAB con los de PWC, el resultado es que el Voice Commerce es una de las principales tendencias en el ámbito del comercio electrónico y que, como comentaba en la introducción, estamos solo a un paso de que la novedad se vuelva rutina. Pero, ¿qué va a suponer realmente el «comercio por voz» para usarios y empresas?
Desde el punto de vista del consumidor: de acuerdo con el informe Voice shopping consumer aáoption report, publicado por Voicebot, «las principales barreras a la compra por voz por parte de los consumidores son el sentimiento de incomodidad con el proceso y la desconfianza que provoca utilizar solo su voz para realizar un pago. Y tiene sentido: cuanto más fácil sea comprar, más frágil es la estrategia que sostiene el proceso. No parece, además, que los usuarios se acostumbren a «desear» en voz alta para adquirir productos, como si el altavoz robótico -pero cada vez más humanizado-se hubiera convertido en la lámpara de Aladdín más millennial.
Como aspectos positivos de esta nueva técnica destacan que el multitasking (27,3%), les permite acordarse de hacer pedidos y consultas sin necesidad de dejar lo que tengan entre manos; y la ra­pidez en la obtención de respuestas y resultados es otro de los puntos fuertes para pensar que la compra por voz está lejos de encajar en la etiqueta de moda pasajera (20,7%).

Puedes leer el artículo completo aquí:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.