Volver al periodismo

Desde hace unos años, en el mundo de la comunicación se ha estado reflexionando mucho y a menudo sobre el futuro de la prensa tras la irrupción de Internet y las redes sociales y, sobre todo, sobre cómo hacer rentable un modelo de negocio en esta nueva era.  En los últimos tiempos muchos medios de comunicación parecen decantarse por el establecimiento de muros de pago a través de los cuales los lectores-suscriptores puedan acceder a los contenidos.

El éxito o fracaso de este modelo va a depender de lo que cada Medio sea capaz de ofrecer a los lectores cuando estos deciden traspasar ese “muro”. Esto va a requerir un cambio en la forma en la que algunos medios presentan la información. Durante el tiempo en el que la tendencia fue la del ‘todo gratis’ en la información en internet, se propició lo que podría denominarse como la ‘tiranía del click’. Se pensó que la publicidad llegaría a través de la generación de tráfico hacia las páginas web. El resultado fue que se desarrollaron fórmulas de presentación de la información que atrajeran a los lectores sin que importara demasiado la calidad de lo que posteriormente se presentaba. Sin embargo, el ‘clickbait’ o la información-señuelo no consiguió los resultados esperados desde el punto de vista económico para los medios.

Explicaba Víctor de la Serna en su sección Hojeando/Zapeando de El Mundo que la atracción de los lectores a las suscripciones a los muros de pago de los Medios va a depender de la capacidad de estos para ofrecer los contenidos por los que estarían dispuestos a acudir a los kioskos. “Los estudiosos centran ese cambio en el regreso a la información, al periodismo, a partir de un concepto de contenidos mucho menos definidos dominado por la palabra clickbait”, apuntaba.

La clave del nuevo modelo parece estar en una vuelta al periodismo. En la capacidad para ofrecer buenas historias que atraigan a los lectores y no meros señuelos que carecen de rigor. Una vuelta al periodismo que no solo debería beneficiar a la cuenta de resultados de los medios, sino que debería ser un elemento que permitiera a la sociedad estar mejor informada.

En esta tarea, los departamentos de comunicación de empresas e instituciones también tienen una responsabilidad que asumir. Deberían colaborar con los Medios ofreciendo transparencia en las acciones de la empresa y no solo buscar el titular fácil. Mostrar la realidad de lo que ocurre con honestidad y asegurarse que lo que llega a sus públicos objetivo es lo que la empresa está haciendo o está dispuesta a hacer. Como explicaba Benito Berceruelo en un post publicado recientemente en su cuenta de linkedin. “El problema también existe cuando los profesionales de la imagen ignoran la realidad de sus organizaciones y pretenden crear una realidad que no existe, manipulando el mensaje y divulgando noticias creadas artificialmente para satisfacer a un votante o un cliente que demanda ese tipo de mensaje”.

Por tanto, la cuestión radica en asumir la necesidad de ofrecer información de calidad que resulte atractiva para los lectores, clientes y/o usuarios, que se desarrolle con honestidad y transparencia. En definitiva, en una vuelta al periodismo.

Por Gerardo Miguel, director de cuentas de Estudio de Comunicación

@GerardoMiguelb

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.