Web 2.0… ¿a cualquier precio?

huella digital

Si a un director comercial o de marketing le preguntarán si está dispuesto a renunciar a la posibilidad de entrar en contacto con millones de potenciales clientes, todos concluiríamos fácilmente que responderían que NO.

El problema surge cuando no se evalúan correctamente las oportunidades de negocio que ofrecerán esos millones de potenciales clientes. Parece difícil renunciar a ser visible ante los más de 10 millones de usuarios de Facebook en España, o los ocho de Tuenti. Esta realidad se está viviendo día tras día con las políticas indiscriminas y desaforadas de presencia en la web 2.0.

Pues tengámoslo claro, no todas las empresas son iguales y en consecuencia sus necesidades tampoco lo son. Antes de lanzarnos a crear perfiles y cuentas en redes sociales, a tener blogs y escribir post sin parar, analicemos si esto nos interesa y en todo caso averigüemos qué es lo que más nos conviene.

Si ya tenemos presencia en la web 2.0, sepamos cómo es, investiguemos cómo somos frente a nuestra competencia y en definitiva tengamos presente cómo es nuestra Huella Digital para después actuar.

Entendamos que la Huella Digital es algo más que un porcentaje de presencia en una u otra red social, o si aparecemos o no en Google. Se trata de un análisis que debe ofrecer a la empresa la posibilidad de implementar acciones concretas y a la medida del canal, la plataforma y sobre todo de la empresa y que estén integradas en la estrategia general de comunicación de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.