Y después del Covid, ¿qué?

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha copado la mayor parte de los esfuerzos de comunicación interna y externa de todas las empresas. La gravedad de la pandemia lo justifica, pero el paso del tiempo y la intensidad con la que se ha vivido, han generado una fatiga en los ciudadanos respecto a información sobre el virus.

En este nuevo entorno, es preciso que las compañías comiencen a presentar a sus ‘stakeholders’ cuáles son sus estrategias para un futuro sin la pandemia, cómo han adaptado sus respectivos modelos de negocio para seguir compitiendo en las mejores condiciones en sus sectores, de qué manera se están cubriendo para sobrevivir a un potencial rebrote del virus…

Desde los empleados y los clientes de las compañías, hasta sus inversores y entidades de crédito, es imprescindible que conozcan claramente la hoja de ruta prevista por la empresa para los próximos meses. La comunicación ahora debe orientarse a despejar la incertidumbre que planea sobre todas las compañías, y demostrar al mercado que los gestores de las mismas saben a dónde se están dirigiendo.

Para ello, deben establecer primero qué interesa a cada público. A nivel interno, ¿prevemos mantener unos niveles de actividad similares a los proyectados antes de la pandemia? Sea cual sea la respuesta, los empleados de las compañías van a teorizar sobre ello, y es importante adelantarse a ellos y facilitarles una respuesta, para que no surjan portavoces desinformados que expanden rumores y comentarios sobre el futuro de la compañía.

A nivel externo, ¿van a ofrecerse los mismos productos y servicios, o se ha establecido una nueva línea de actividad, o rescindido algún área de interés? La pandemia va a afectar previsiblemente a todas las compañías en su cuenta de resultados, en la mayoría de los casos de manera negativa. Comunicar verazmente sobre el impacto en la situación financiera de la organización permitirá al mercado valorar qué empresas afrontan un momento delicado de manera honrada y sin marear la perdiz.

En definitiva, es hora de establecer claramente cuál es el futuro previsto y asegurar que todos los ‘stakeholders’ conocen qué futuro espera a la compañía una ve se supere esta crisis sanitaria.

Por Carlos Delclaux, consultor de Estudio de Comunicación

@CarlosDelclaux

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.