Camarero, otra de publicidad viral

Comenté en un post anterior que deberíamos ir acostumbrándonos a la publicidad viral y en menos de un mes, ya tenemos otra en el mercado. Esta vez no ha sido una glamurosa compañía que nos sorprendía con una campaña agresiva y radical que cambiaba los cimientos de su identidad visual (LOEWE). Esta vez se trata de una marca de leche: http://www.youtube.com/watch?v=Zc5w3-4PtVk

A través de Youtube podemos ver a un joven preocupado en agregar o no a su madre a su perfil de Facebook. Nuevamente el divertido tono del anuncio y la pegajosa melodía han dado en el clavo. Los protagonistas, un joven, su madre, padre, amigos y novia sí que representan a una gran parte de la juventud actual: estudiante sin ingresos que vive con sus padres y cuyo ocio principal consiste en sentarse delante de la pantalla del ordenador.

Aquel anuncio de Loewe del que hablaba en mi anterior post buscaba la controversia, la confusión y la polémica entre el público que viera el anuncio; éste en cambio, apuesta por crear complicidad entre los jóvenes claramente identificables con el del vídeo. Una vez conseguida esa afinidad el torrente de conversaciones y opiniones es imparable. En menos de una semana este vídeo ha obtenido 400.000 visualizaciones y 3.000 “me gusta” en Facebook y 180.000 visitas a su web. Si además, su lanzamiento se programa hábilmente próximo al día de la madre, su difusión puede completarse dentro de algún informativo de una cadena de tv de gran audiencia y convertirlo así en éxito total.

Alguien poco habituado a este mundo virtual puede llegar a pensar que el éxito de este vídeo es fruto de lo casual y de una producción casera de muy bajo presupuesto, como nos quieren hacer ver. Sin embargo, si nos fijamos bien encontramos que realmente está correctamente planteado no sólo por el guión, actores, música, producción y decorados, sino que, además, el producto aparece solapado un par de veces de forma magistral. La aparición del mismo se reduce a décimas de segundo que casi ni se aprecian y es que en este tipo de publicidad el anunciante no debe ser el único y principal protagonista; si eres usuario habitual de internet resulta fácil encontrar el origen y de esta forma interactuar con el amplio espacio social que se genera en internet y cumplir con el objetivo marcado por los creadores de la campaña.

Quién sabe, quizá este tipo de publicidad sea la solución para aquellas marcas de consumo diario tan difíciles de vender ya con los formatos de publicidad convencionales.

 

Por Eva Fresnillo, consultora senior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.