Comunicación multisensorial


Leo en un portal dedicado a la publicidad, Marketing Directo, que “los envíos publicitarios en papel activan más áreas del cerebro que las informaciones en una pantalla”. Mi primera sensación es de “jarro de agua fría” porque, me digo, la conclusión se carga de un plumazo todos los tímidos avances de ahorro de celulosa, a mayor gloria de los bosques y árboles en general. El contenido de la información cuenta que el titular “son los resultados centrales del último estudio del Instituto Siegfried Vögele (SVI) sobre marketing de diálogo que ha publicado la filial de la Deutsche Post con motivo de su décimo aniversario” y que se refieren a una mayor capacidad de recordar logos (identidades gráficas, por tanto) si estos están impresos en papel que si se ven en pantalla. Técnicamente, el resultado tiene que ver con que al tocar y oler (el papel) se activan más áreas del cerebro. Así que, eureka, no es necesario volver a la tala de árboles para que la mercadotecnia o márquetin del diálogo (¿por qué les cuesta tanto llamarlo Comunicación o, en su defecto, escribirlo en castellano?) active en mayor medida “la azotea”; bastará con que se empiecen a comercializar ordenadores, tabletas y teléfonos que emitan olor a tinta fresca y experimenten cambios en el tacto de teclas y pantallas. Todo sea por las neuronas…

Por Jesús Ortiz, consultor senior.

@JesOrtizAl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.