Que Ronaldo esté triste le interesa a la Humanidad

 

Vivir para ver: Ronaldo se levanta una mañana triste, lo cuenta, lo expresa e invade las redes sociales, acapara las portadas de los medios escritos más importantes y los múltiples y diversos espacios audiovisuales de cadenas radiofónicas y televisiones de todas las ideologías y ‘colores’. Algo nos tendremos que preguntar los profesionales de la Comunicación cuando a veces nos cuesta tanto ver un tema que creemos de interés publicado en los Medios importantes: ¿aburrimos, reiteramos las publicaciones sobre los mismos asuntos, damos noticias similares día tras otro, estamos cansados de leer o escuchar parecidas  reflexiones sobre iguales y cansinos temas?

Que Cristiano Ronaldo se haya convertido en el epicentro de las noticias en este mes de septiembre después de confesar ante los micrófonos y las cámaras de la prensa su particular estado de desánimo puede hacernos reflexionar en el ámbito de la psicología pero también en el de la Comunicación. Con razón, en el estudio realizado y ya publicado en 2006 por Estudio de Comunicación “Periodistas, empresas e instituciones: claves de una relación necesaria” una de las principales conclusiones resultaba ser que los redactores jefes y jefes de sección consideraban que casi el 85 por ciento de las informaciones que recibían diariamente eran impublicables y aquellos que ejercían en Medios nacionales sólo consideraban publicables el 12% de las notas de prensa diarias…

Ya sé que muchos pensarán que el ‘asunto Ronaldo’ es un tema sólo mediático  y  sensacionalista pero lo cierto es que ahí está…y perdura y se mantendrá durante semanas. Los Medios ya han publicado después de las declaraciones iniciales que ‘José Mourinho prepara mimos para que Cristiano Ronaldo no esté triste’. Tal vez los comunicadores, a veces, tengamos que ver más allá de lo puramente racional y ahondar en las sensibilidades de las empresas y de las personas para situarlos con toda su dimensión en el escenario mediático… en el que interesa a los lectores, sin por ello tener que renunciar a lo riguroso ni a lo correctamente cartesiano.

 

Victoria Magro, consultora senior. 

@VictoriaMagro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.