Twitter y Biberón

He de decir que como madre 2.0 que pretendo ser, Twitter en el Smartphone es un buen aliado porque es la única forma que tengo de compatibilizar el darle el biberón a mi bebé con mantenerme informada de los acontecimientos en tiempo real. Por ejemplo, pude seguir el devenir de la última noche electoral en Andalucia y Asturias sin dejar desatendida a mi pequeña. Además a mi niña le encanta ayudarme con sus deditos regordetes a recorrer la interfaz y poderme detener en los tweets que más me interesan. Cuando la dejo pinchar en alguno y cambian los colores de la pantalla, la expresión de su carita es de felicidad suprema; no lo es tanto la mía cuando sin querer me tuitea un gugu@@rrrrssssxx. Señores de Apple y Samsung desde aquí les insto a que inventen pronto las pantallas táctiles a prueba de dedos de niños pequeños, les aseguro que tienen un amplio «nicho» de mercado entre las mamás como yo.

Twitter me ha ayudado muchas noches de vigilia a poderme mantener informada para no ser una absoluta pardilla cuando al día siguiente  en mi despacho se abre el consiguiente debate sobre el tema que toque; al menos no parece que acabo de llegar de Marte por no estar ni despierta del todo ni al corriente de la rabiosa actualidad. Seguro que más de una compañera y amiga que esté leyendo ahora mismo estas líneas y que se encuentra más o menos en mi misma situación me comprende perfectamente y a ellas quiero dedicar mi puesta de largo como bloguera.

La verdad es que aunque esto de la maternidad da para muchas noches de imaginaria no todos los medios de comunicación son compatibles con las tareas que exige la crianza nocturna. Yo he hecho la prueba y los he ido descartando uno a uno: la radio porque las voces que salen de ella no son precisamente una nana y su tono grave asusta a mi pequeña. La prensa escrita por inmanejable, mi hija «devora» literalmente las páginas de los periódicos que su madre trata de leer y no me refiero a que las lea con avidez, pues aún no sabe ni hablar, sino más bien a lo que haría un tigre hambriento con un entrecot. De la televisión, ni hablamos, pues en los tiempos que corren si las imágenes a veces no son aptas para los adultos, ella las tiene vetadas, y las ediciones online de los medios que siempre son muy socorridas me resultan demasiado complejas de seguir a través del móvil, así que Twitter es para mí en estos momentos la mejor opción informativa para las noches de insomnio forzado y biberón.

Por Ana Pereira, consultora senior.

Foto: ODHD

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.