Unidad de mensaje

 

El Gobierno hizo público el viernes 13 de julio las nuevas medidas de ajuste de la economía española. Muchas y muy importantes decisiones que impactan en la vida de millones de ciudadanos.

Merece la pena resaltar, desde la óptica de la Comunicación, la impecable comparecencia de la Vicepresidente del Gobierno. Es una portavoz de libro. Su discurso inicial fue claro, humano, directo, creíble… Tanto en el fondo como en la forma. No estuvieron a la misma altura los dos titulares económicos del Gobierno, con intervenciones mucho menos acertadas, llenas de “palabras políticas” vacías de contenido e incomprensibles para la mayoría de los ciudadanos.

En la rueda de prensa los ministros se negaron a cuantificar los recortes. Y, sin embargo, terminada la comparecencia, el Gobierno colgó en la red una información oficial dirigida a inversores internacionales, en inglés por supuesto, que sí daba cifras y especificaba lo que supone, en cifras concretas, cada medida para las cuentas del Estado. Eran mensajes para diferentes públicos, es cierto. Los inversores internacionales por un lado y la prensa española y la opinión pública por otro. Pero la permeabilidad de la información en los tiempos que corren provocó que, a los pocos minutos, los periódicos on line se hicieran eco de la información facilitada a los inversores. Y lo hacían criticando la dualidad de mensajes. Acusando al Gobierno de intentar ocultar la realidad a los ciudadanos.

Tal vez el Gobierno no pretendía ocultar nada, pero lo pareció. Y no consiguió que los números no salieran publicados, sino todo lo contrario. En Comunicación, hoy más que nunca, pues estamos en la era de internet y de la información instantánea, el mensaje debe ser único. No es posible contar una cosa en un lado y otra cosa en el otro. Ni tan siquiera es posible contar una cosa en un continente y otra en otro. Las empresas deben de ser conscientes de ello. Podemos adaptar el mensaje al público al que nos dirigimos, en unos casos haciéndolo más técnico y en otros más divulgativo; pero el contenido debe ser el mismo. Lograr que unos vean una cara de la realidad y otros otra, es tarea casi imposible. Menos con internet de por medio.

 

Por EC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.