¿Arriesgar la reputación por un puñado de Tweets?

Durante  las últimas semanas se han publicado varios reportajes, en Medios nacionales e internacionales de reconocido prestigio, en los que se ponía de manifiesto la creciente práctica de emplear “perfiles falsos”, “huevos”, o “Twitteros K”  en  Twitter para promocionar artificialmente en la Red un determinado tema o incluso perjudicar a terceros.

Uno de los más llamativos ha sido el publicado por el periodista argentino Jorge Lanata, del Canal 13, en que, no solo pone de manifiesto la existencia de esos perfiles falsos, sino que además descubre, con sencillos métodos de búsqueda en Internet, que  las fotos empleadas para ilustrar los perfiles son falsas y también  averigua a quienes pertenecen realmente. La anécdota, una de las fotografía es de un famoso ganador de Operación Triunfo en España. En su reportaje llega a descubrir más de 200 perfiles falsos.

La metodología que aplican “Twiteros K”, según explican estos reportajes, es sencilla. En primer lugar se crean un número indefinido de perfiles falsos. El  primer “Twittero K” escribe un mensaje inicial y el resto replican el mismo mensaje.

¿Merece la pena arriesgar la reputación de una compañía o institución por un puñado de Tweets que entran en bucle y solo son vistos por un número indeterminado de perfiles falsos, cuya influencia real es más que discutible?

La respuesta no se le escapa a ningún profesional de la comunicación. La gestión profesional de la COMUNICACIÓN no pasa por mentir, falsificar o engañar.

Por Juana Pulido, consultora senior.

@juanapulido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.