Estrategias de comunicación para tiempos difíciles

Acabamos noviembre, el mes en el que se completaron las segundas elecciones generales en menos de 7 meses. Dos procesos electorales en apenas medio año dan buena cuenta de que los tiempos de estabilidad han llegado a su fin y, con ellos, las clásicas y conocidas estrategias de comunicación.

Una vez pasadas las elecciones y en pleno proceso de “pactos” hemos visto como los actos de campaña, las pegadas de carteles y los folletos en las calles han seguido siendo el objeto de gran parte del presupuesto que los partidos políticos destinan a propaganda electoral, pero, como bien sabemos, la inversión a redes sociales es un camino cada vez más transitado.

Gracias a las políticas de transparencia de Facebook (aún cuestionadas por bastantes usuarios) sabemos que, de los cinco grandes partidos españoles, Vox es el único que decidió no apostar fuerte por la publicidad en esta red, mientras que, en el lado opuesto, desde la víspera de los comicios de abril y hasta el pasado 4 de noviembre, Unidas Podemos sobresalía como el partido que más invirtió en anuncios en Facebook e Instagram, más de un millón de euros en total. Por su parte, Ciudadanos fue el segundo en el ránking de los partidos que más fondos emplearon en inversión en redes sociales, gastando más de 400.000 euros. Cierran la tabla PP y PSOE (junto con el ya mencionado VOX) que están muy lejos de las cifras de sus rivales. Ambos partidos gastaron cerca de 300.000 euros.

Teniendo en cuenta estos datos podemos ver que las cantidades destinadas a la publicidad en redes sociales de cada partido dependen de las estrategias que siguen los equipos de comunicación y marketing.

Dentro de los planes de marketing digital que elaboran, la inversión es uno de los recursos más poderosos para conseguir resultados que se transformen en potenciales votos. Si desde el punto de vista comunicativo tenemos que apuntar las ventajas que tiene, vemos dos claras:

  • El mensaje que quieren trasladar los partidos por estas vías llega a los destinatarios. Según Statista (Global No.1 Business Data Platform), en 2018 había 2.621 millones de usuarios de redes sociales en todo el mundo. Los usuarios dedican una gran cantidad de tiempo a las redes sociales, y los anuncios son una manera inmejorable de llegar a ellos.
  • Redes sociales como Facebook, Twitter o Youtube facilitan analíticas muy detalladas. La información que obtendremos durante y después de las campañas permitirá dar una gran información de posicionamiento a los partidos.

Estas estrategias son totalmente aplicables al mundo de la empresa. ¿La clave? Dirigirlas al público adecuado utilizando una buena segmentación.

Por Antonio García Villanueva, consultor en Estudio de Comunicación.

@antoniog_v

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.