#ComunicaciónOnline: “Creo en el amor”

Leo en El Mundo que el Papa “se apunta a la moda de los vídeos virales”. El titular es, quizás, un poco confuso, luego lo matizan, pero lo cierto es que el vídeo del Vaticano entra de lleno en el concepto de Comunicación Online. Y eso tiene su enjundia.

La campaña parte de la base de que si la mayoría de los habitantes del mundo son creyentes, de la deidad que sea, pero creyentes, los líderes religiosos tienen la obligación de entenderse y de buscar encuentros. De ahí que representantes del cristianismo, budismo, judaísmo o islamismo aparezcan en las imágenes diciendo, primero, “creo en Dios” y, después, “creo en el amor”. Indudablemente, son principios comunes a todos.

Desde el punto de vista de la Comunicación, en mi criterio, esta campaña muestra la importancia de la Comunicación Online, en general, y de las redes sociales, en particular, cuando un Estado tan aparentemente inmovilista en las formas como el Vaticano entiende que comunicar desde blogs o desde canales audiovisuales es lo adecuado si se quiere llegar a determinados públicos objetivo. Bueno: ahí están los 10,7 millones de seguidores que tiene en Twitter @Pontifex_es, los 8,3 de @Pontifex (o sea, en inglés), a los que hay que sumar los de las versiones italiana, portuguesa, francesa o en latín.

Otra cosa es que sea un “vídeo viral” en origen -por eso lo del titular “confuso”-. Lo será si quienes lo ven deciden difundirlo y para ello se tiene que dar dos circunstancias: primero, que el vídeo se “cuelgue” en redes sociales y blogs (la verdad es que con esos millones de seguidores en Twitter no sé por qué no está ya “rodando” profusamente en la red de microbloggin en todos los idiomas, incluido en latín); y segundo, que la pieza convenza, tanto en el contenido como en las formas.

Respecto a esto último, la pieza de vídeo, algo positivo es que dura un minuto y medio. Está en el límite, diría yo, para que se convierta en viral, pero notable alto por ahí. Otro aspecto a sumar es que cuenta con buenas imágenes y mejor edición. No me gusta tanto que el Papa hable sentado, cuando los otros representantes religiosos están de pie, y que empiece leyendo (luego habla mirando a cámara, que es lo mismo que mirar al espectador), cuando además se trata de un texto corto, con mensajes escuetos, que deben llegar “a los ojos” del receptor. En otras palabras, está cuidado el lenguaje verbal del Papa, pero con el no verbal expresa que él es superior a los otros (sentado en su escritorio) y que cuando dice “no debemos de dejar de orar por él [el diálogo entre religiones]”, que es un mensaje rotundo, no le “sale” de dentro (lo lee).

Aun así, a poco bien que lo hagan los gestores de redes sociales del Vaticano, supongo que el vídeo será, en efecto, viral;  al menos, muy visto. Lo han realizado en español y subtitulado en el resto de los idiomas, incluyendo, quizás priorizando, los de los creyentes en Buda, Jahveh y Al-lāh. La previsión, de “manual”, es difundir una pieza de este tipo cada mes. Así que lo dicho: bienvenidos al siglo XXI en Comunicación.

Victoria Magro, consultora sénior de Estudio de Comunicación

@VictoriaMagro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.