Comunicar la transformación

Escuchamos decir con frecuencia que las personas, los equipos humanos, las plantillas… ”son el activo más importante de una compañía, de una institución”. Muchos dirigentes empresariales comulgan con esta máxima, otros la comparten, pero muy pocos se aventuran a poner en marcha políticas de comunicación que permitan, por un lado, conocer el sentimiento general de los equipos internos, el clima laboral que respiran las organizaciones y buscar, por otro lado, palancas de cambio ante situaciones de desmotivación generalizada o simplemente de transformación del negocio, tan frecuentes en cualquier sector de la actividad empresarial.

En el mercado existen profesionales muy experimentados en realizar estudios sobre clima laboral con capacidad para colaborar con la Dirección e identificar de forma conjunta las líneas de trabajo para la implantación del proceso de transformación. Cuando lo hacen, siempre descubren caminos con los que favorecer el cambio, claves para mejorar el compromiso de los empleados…

En Estudio de Comunicación consideramos a los empleados un activo clave y estratégico a los que se debe de mantener siempre informados. Bajo esta premisa, la comunicación con la plantilla -bien gestionada- constituye una herramienta de enorme importancia a la hora de transmitir los objetivos en el seno de la organización, difundir las políticas de gestión y construir una identidad de empresa en un clima de confianza y motivación.

Por Santiago Castaño, asociado en Estudio de Comunicación.

@santi_castano

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.