Cultura corporativa en España, una asignatura pendiente

Todas las compañías tienen una identidad. Esta personalidad, en muchos casos, no se encuentra definida y en otros muchos supuestos ni siquiera los directivos y fundadores de las empresas pueden determinar el ADN de su propia organización. Fijar los valores, principios y directrices que comparten como firma también es una asignatura pendiente. Esto es lo que se desprende de un informe sobre cultura corporativa en España, elaborado por la compañía Tech Executive Search.

Según apunta el informe podemos decir que no existe una cultura corporativa empresarial en España ya que el 40% de los profesionales españoles en activo no conoce los valores corporativos de la empresa en la que trabaja.

El informe TES 2017 sobre cultura corporativa en España toma como referencia la base de datos de Tech Executive Search en la que se encuentran más de 300 trabajadores y se basa en encuestas realizadas a profesionales y directivos de diversos sectores. Los resultados han sido recabados durante el tercer trimestre de 2016.

Otro de los datos reveladores del informe es que el 30% de los trabajadores encuestados asegura no tener claros los objetivos finales de la compañía. Tener un claro modelo de negocio es vital para transmitir cultura corporativa y fidelizar así a los empleados. El vacío que presentan las empresas a la hora de transmitir a los trabajadores su misión, sus valores y sus prioridades estrategias de negocio provoca que las organizaciones empresariales sean vistas como segmentos verticales en los que no se cuenta ni valora a su trabajador.

La escasa o nula comunicación entre empresa y trabajador deja ver un claro problema empresarial pero lo que es más grave es la falta de unos valores corporativos concretos definidos, públicos y publicados por parte de las empresas españolas.

Entre otras muchas consecuencias, la falta de una cultura colectiva empresarial provoca que los empleados no se sientan identificados con su compañía y eso a la larga supone que el talento no quede arraigado en la casa y que no exista ningún tipo de fidelidad entre trabajador y empresa.

Apostar por definir, establecer y compartir la identidad de la organización y su modelo de negocio es fijar su cultura y sólo así la compañía crecerá sana y mantendrá el talento.

Por Ana Casal, consultora sénior de Estudio de Comunicación España.

@anacasalayuso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.