Del empleado desmotivado al indiferente

La crisis empresarial sigue avanzando y si desde la comunicación interna se intentó atajar en un primer momento la desmotivación, con el paso de los ejercicios parece que el enemigo interno en las plantillas es la indiferencia.

La consultora Aon Hewitt ha analizado, a finales de 2011, las opiniones de más de 5 millones de empleados de más de 5.700 empresas en todo el mundo, y los resultados muestran que el grado de compromiso de los empleados con su empresa está bajando y que un porcentaje de engagement (*), como se dice en el argot técnico, por debajo del 45%, puede resultar destructivo para la empresa, si los trabajadores son indiferentes al éxito o el fracaso de las mismas. Un dato a tener en cuenta por los responsables de comunicación interna, que junto a sus informaciones habituales podrían plantearse otras, más positivas o negativas, pero que de un modo u otro, hagan saltar la “chispa”.

(*) Estado afectivo positivo con el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.