E-commerce, crecimiento imparable

blankLa Publicidad.- Victoria Magro, Directora de Desarrollo Corporativo de Estudio de Comunicación

No vamos a ser negativos porque seguro que el mundo de la experiencia y el hospitality volverá y todos, de nuevo, pasearemos por calles comerciales y emblemáticas con montones de bolsas y sus correspondientes marcas y logos, llenas de productos -necesarios o no- apetecibles y hasta codiciables. Dicho de otra manera, volveremos a consumir y comprar productos que antes acariciábamos y testábamos, y con los que nos volveremos a emocionar. Pero, por el momento, todo eso ha mutado porque el mundo del comercio se ha tenido que reinventar y la relación marca-cliente ha evolucionado en muchos aspectos. Primero fueron los centros de atención al cliente, que se dedicaban, fundamentalmente, a atender o informar ante la reclamación de incidencias; después vino el customer service, que ofrecía un servicio más integral por diversos canales, tanto de ventas como de servicios. Le siguió la custormer experience, esa forma o arte de hacer sentir al cliente la marca, el producto, cuya adquisición se realiza gracias a una buena dosis de emoción y atracción. No es fácil gestionar las experiencias pero es innegable la gran aportación que ha hecho el hospitality a las compras.

Y llegó la crisis provocada por el COVI 19 y, ante esta extraña, inconcebible y dura situación, el comercio ha evolucionado de forma muy notable hacia el e-commerce y, durante el estado de alarma, las ventas online se han disparado en todo el mundo. Según e-commercerentable.es, “durante 2020, el crecimiento en las ventas e-commerce en España fue del 36% y nuestro país fue el tercero con mayor crecimiento en el último año. Este aumento, no es solo debido al confinamiento, sino a promociones como Black Friday o Cyber Monday, además de los pagos por móvil (mobile commerce) que han aumentado un 15%”. Según la nueva edición de El Observatorio Cetelem de e-commerce 2020, han aumentado mucho las compras por internet en el sector de alimentación y moda. “En 2020 el top 5 de productos más comprados a través de internet han sido moda, ocio, calzado y complementos, dispositivos móviles y productos de belleza. El porcentaje de compradores ha crecido en todos los sectores analizados, a excepción de ocio y viajes, y este último ha sido el más perjudicado por la pandemia”.

El e-commerce tiene, sin duda, muchas ventajas: un gran alcance del negocio, sin barreras físicas tanto en el ámbito geográfico como en el social pudiendo llegar a cualquier cliente en cualquier punto del planeta… y en cualquier momento del día, sin horarios, sin bajar persianas; Comporta menos gastos de instalaciones, infraestructuras, e incluso de personal… Y, todo ello, permite bajar el precio de los productos y ser más competitivo.

Y tal como el e-commerce ha evolucionado, la publicidad digital lo ha hecho también. Según Infoadex, durante el mes de noviembre de 2020 “la inversión publicitaria alcanzó los 530,4 millones de euros, con un descenso del -7,1% frente al mismo periodo del año anterior, cuando el volumen registrado fue de 570,7 millones de euros. Digital fue el que más creció en inversión publicitaria, con un incremento del 7,3% frente al mes de noviembre de 2019, obteniendo 219,6 millones de euros”.

Por todo ello, las marcas han tenido que replantear sus estrategias y adaptarse al nuevo consumidor. Se podría decir que el e-commerce nos hace igual a todos, no es clasista ni tiene miramientos, es práctico y eficaz. Y la publicidad se ha convertido en uno de esos sectores obligado a adaptarse, inventando y usando nuevas tecnologías y soportes. Sobre ello habla el estudio “Influencia de la publicidad en las actuales tendencias de consumo” https://www.estudiodecomunicacion.com/wp-content/uploads/2021/01/201116ISO-ESTUDIO-Influencia-publi-tendencias-consumo_LaPublicidad-V2.pdf  realizado por Estudio de Comunicación y La Publicidad, que recoge las opiniones de 248 profesionales del marketing, la publicidad y la comunicación y en el que, prácticamente la totalidad de los consultados (un 94,1%) han dicho percibir cambios en los hábitos de consumo durante el pasado año; el principal: el paso de lo presencial a lo digital, que ven como una tendencia global imparable.

El estudio recoge una serie de conclusiones como que el branded content programado en los medios digitales es el tipo de publicidad que más influye en las compras online y que tiene mucha o bastante influencia en el consumo, según el 94,3 % de los entrevistados. El 100% de los consultados dice que los profesionales de las agencias de medios son quienes más consideran la influencia de la publicidad enfocada al e-commerce en medios digitales

Respecto a los medios convencionales, la influencia de la publicidad en las compras online es significativa tanto en televisión (para un 71,4%), en la radio (para un 54,7%) y en la prensa impresa (para un 25,8 %). Curiosamente, utilizar influencers como reclamo para promocionar productos o servicios no está muy valorado por las personas entrevistadas en el estudio, pues solo un 3% considera que tienen capacidad de influencia en las compras en línea.

Ahora y en un futuro, lo que crece a pasos agigantados es el e-commerce mejorando cada día su pócima para romper barreras y atrapar a ese cliente que no tiene rostro pero tiene gusto, apetencia y dinero para consumir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.