El coronavirus y las videollamadas

Estoy sorprendido. Lo reconozco. No pienso frivolizar de ninguna manera con la histórica emergencia sanitaria que estamos viviendo, pero la cuarentena que estamos haciendo en España (y en otros países de nuestro entorno) está sacando de nosotros una parte lúdica que siempre está ahí, pero que, en condiciones normales, se manifiesta en la calle y no a través de pantallas, como es el caso ahora.

La crisis del coronavirus ha hecho que, como es habitual, el ingenio de los españoles genere memes, GIFs, vídeos y un largo etcétera de contenidos y actividades virtuales que se difunden de móvil a móvil llegando a colapsar las memorias de estos dispositivos. Pero esta cuarentena ha ido más allá y ha hecho que se convierta en rutina algo que era prácticamente desconocido para muchos hasta ahora: las videollamadas, a través de Teams, WhatsApp y Google Duo.

Quienes hemos empezado a teletrabajar (se prevé que esto se prolongará en el tiempo, debido a la crisis sanitaria) ya consideramos parte de nuestra rutina diaria las videollamadas con los equipos en los que trabajamos. Solemos tener varias al día y tratamos en ellas todos los temas que tengamos pendientes de gestionar para nuestros clientes, al igual que haríamos si estuviéramos en la oficina. También, esta mañana, por primera vez, hemos tomado café a través de videollamada los compañeros que solemos reunirnos en la oficina cuando el trabajo nos lo permite.

Cuando dejamos de trabajar, al llegar la noche, empiezo a tener videollamadas con familiares y amigos (en España y en Italia), así como con personas con las que habitualmente no tengo un trato diario. Ahí es donde viene la sorpresa. Es como cuando en Navidad o en fechas de cumpleaños hablamos con personas con las que no nos comunicamos a lo largo de todo el año. Es algo muy nuevo y positivo que esta pandemia nos ha traído y espero que se quede.

Dure cuanto dure esta cuarentena -parece que va para largo-, está claro que el coronavirus habrá tenido algunos efectivos positivos en nuestra forma de trabajar y de comunicarnos con nuestros jefes y compañeros de trabajo. Si me permitís una recomendación, deberíamos quedarnos con las buenas prácticas que hemos empezado a experimentar en este periodo e incorporarlas a nuestro día a día cuando la situación vuelva a la normalidad. Seguro que saldremos reforzados de todo esto. Trabajaremos mejor y nos comunicaremos mejor.

Por Biel Huguet, consultor sénior de Estudio de Comunicación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.