El humor, un asunto muy serio

El humor, un asunto muy serio en comunicación

«El humor es la comunicación afectuosa de la perspicacia.» – Leo Rosten

No importa el tipo de situación en la que te encuentres: una reunión profesional, una conferencia, una conversación entre colegas… Usar el humor puede ayudarte a comunicar un mensaje de manera más efectiva, porque el humor hace que tu interlocutor se sienta más relajado y cómodo, recuerde mejor el mensaje, te preste mayor atención y acepte mejor tus argumentos.

Ventajas del humor en la comunicación

El uso del humor tiene muchísimas ventajas en comunicación. Para empezar, es muy útil para captar o recuperar la atención de tu público. Si ves que empiezan a tener los ojos vidriosos o a bostezar, tira de humor inesperado y observa su reacción. Volverán a prestarte atención solo porque has mostrado tu lado más natural.

Para tratar temas delicados, un poco de humor es más que recomendable. Eso sí, en estos casos, hay que vigilar mucho las palabras y frases que se utilizan. El humor inocente, apropiado y de buen gusto evitará ofender a tus oyentes.

Si estás dirigiéndote a un grupo no muy amigable, el humor ayuda a romper el hielo, relajar la tensión y reducir posibles hostilidades. El humor es la herramienta perfecta para derribar barreras y resistencias. Es difícil que una audiencia esté en desacuerdo contigo si les haces reír y divertirse.

El humor ayuda también a transmitir mensajes complejos. Puedes reconocer que el tema es complicado y que harás lo posible para hacerlo sencillo y divertido. Se trata de identificarte con tu público y la mejor manera de hacerlo es con humor: ellos conectarán contigo si sienten que eres “humano” , igual que ellos.

Tipos de humor que no se deben utilizar

Como hemos visto, el humor es una herramienta magnífica de comunicación, pero también tiene sus riesgos. Para que no se vuelva en tu contra debes ser prudente, evitar parecer frívolo si el asunto es delicado, nunca usar humor discriminatorio, religioso o político, no bromear en exceso – puede restarte credibilidad-, asegurarte de que el humor que utilices está relacionado con el mensaje que quieres transmitir y, por supuesto, ¡no tirar de chistes malos!

Para terminar de convencerte para que utilices el humor en tu comunicación, piensa que:

  • El humor despierta empatía
  • El humor reduce tensiones
  • El humor produce engagement
  • Cualquier mensaje se acepta mejor si va acompañado de una sonrisa
  • El humor permite captar y mantener la atención y el interés
  • Los mensajes transmitidos con humor se aceptan y se recuerdan mejor
  • La risa es un “regalo emocional” que tus oyentes no olvidarán

Por Estefanía Campos, directora en Estudio de Comunicación España.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.