Herramientas contra la posverdad

En un momento en el que los argumentos y los hechos están siendo sustituidos por el bulo en ámbitos cruciales del debate público, no está de más recordar que no estamos solos ante la amenaza de la posverdad. Bien sea para confirmar la veracidad de una noticia trascendente y convincente o para respaldar el asalto definitivo a las creencias más absurdas de familiares y amigos, las siguientes herramientas son excelentes aliadas en la lucha contra el hoax.

La biblioteca del bulo

Los más de veinte años de existencia de Snopes demuestran que esto de las falacias interesadas viene de largo. Aunque está muy centrada en la actualidad estadounidense, está página decana es un auténtico tesoro de leyendas urbanas y bulos de ayer y de hoy y resulta especialmente útil para detectar las típicas patrañas recicladas que tanto abundan en la Red.

Desentrañar la telaraña

Al principio cuesta un poco entender el funcionamiento de Hoaxy pero una vez se le coge el tranquillo (se recomienda ver el breve tutorial)  esta iniciativa de la Universidad de Indiana se convierte en una herramienta fascinante para observar cómo se ha difundido una “posverdad” a través de las redes e incluso alcanzar el Santo Grial de un cazabulos: llegar a la fuente original. Su mayor limitación es, como en el caso de Snopes, su ámbito fundamentalmente anglosajón.

Una imagen vale lo que vale     

En muchas ocasiones los bulos se apoyan en imágenes manipuladas o descontextualizadas. Los servicios de búsqueda inversa de imágenes como Google Images o Tineye permiten comprobar, por ejemplo, si una imagen circulaba ya con anterioridad a la fecha que se le atribuye o encontrar la versión original de una fotografía manipulada. Constituyen además una excelente herramienta para aquellos que sospechen de un uso ilícito de su propia imagen, de sus creaciones o de sus logotipos. Y para las imágenes más sibilinas, los algoritmos de Fotoforensics permiten detectar aquellas manipulaciones que se escapan tanto al ojo como a la razón.

Cazabulos nacional

Maldito Bulo es probablemente el portal más prometedor de los varios que han aparecido en nuestro país para pararle los pies a la postverdad. En su doble vertiente de husmeador de falsedades en el discurso político y desmontador de patrañas en redes, Maldito Bulo lleva camino de convertirse en el Snopes español. Recientemente ha lanzado una extensión para navegadores que nos advierte contra sitios webs que contienen falsedades. Comparte con su hermana mayor, la maravillosamente Maldita Hemeroteca, alojamiento y eslogan: “periodismo para que no te la cuelen”.

Para saber más

First Draft es una iniciativa de la Harvard Kennedy School a la que se han sumado medios de comunicación, empresas tecnológicas, ONG e instituciones educativas de todo el mundo. Contiene recursos rigurosos y destinados a orientar en la verificación de los contenidos que nos encontramos en la red. Entre sus proyectos destacan los manuales y cursos online para formar a periodistas y otros profesionales y facilitar la navegación en el proceloso mar de la información, cada vez más plagado de icebergs.

Por Juan Manuel Bermejo, consultor sénior en Estudio de Comunicación

@bermejojm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.