Irónica Libertad

blank

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) celebró a finales del pasado año su reunión anual en Lima, Perú, para analizar la situación actual de la libertad de expresión en América Latina. El resultado, como recogió en su día el diario El País, no puede ser más desolador. A pesar de que la consolidación de la democracia y la alternancia en el poder se han consolidado en las últimas décadas en la región, la violencia contra la prensa es cada vez mayor en la práctica totalidad de países.

No en vano, en los primeros seis meses de 2011, últimos datos disponibles aportados por la SIP, 21 periodistas han sido asesinados en Latinoamérica y las amenazas y agresiones físicas contra los profesionales de la información son, tristemente, habituales. Los casos de Venezuela, Ecuador, México y Honduras constituyen el extremo más grave de una situación de la que no se libra prácticamente nadie. Más o menos en todos los países, salvo la honrosa excepción de Chile, se utilizan técnicas sofisticadas de presión en las que se usa al poder judicial como ariete para socavar la libertad de prensa.

Frente al anterior estilo rudimentario y directo de los militares que encabezaban los regímenes dictatoriales en el pasado, ahora se observa un deslizamiento hacia prácticas en las que predomina el uso de procesos judiciales contra los medios que, a la postre, suponen su cierre ante su incapacidad económica para hacer frente a las multas impuestas por incumplir leyes hechas a su medida por los legisladores.

El resultado de este proceso, rémora sofisticada de actitudes propias del pasado reciente, es la inevitable autocensura que los propios periodistas practican para no perder su puesto de trabajo o implicar a sus respectivos medios en litigios judiciales que pueden suponer en la mayoría de los casos el cierre de los mismos.

La connivencia entre poder legislativo y judicial con la excusa, en ocasiones, de proteger la propia libertad de expresión se convierte en una amarga falacia con un perverso efecto boomerang que cercena inexorablemente esa libertad a la que dicen, irónicamente, proteger.

3 respuestas a “Irónica Libertad”

  1. anrafera dice:

    Un blog muy interesante y completo, con temas de actualidad y bien razonados.
    Mucha suerte Esperanza.
    Un cordial saludo desde Mérida -España-.
    Ramón

  2. ecambuj dice:

    Muchas gracias Ramón, me alegro de que te resulte interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.