Julieta se muda a Panamá

El estreno de ‘Julieta’, la última película de Pedro Almodóvar, ha sido uno de los peores del director manchego en toda su carrera. La pregunta es si esto se debe sólo a la calidad de la cinta en cuestión o, por el contrario, ha tenido algo que ver en esta aparente desidia de los espectadores, además, la inclusión del cineasta de Calzada de Calatrava en el escándalo de los denominados ‘papeles de Panamá’.

Apenas 600.000 euros recaudados en el primer fin de semana dan fe del ‘pinchazo’ de ‘Julieta’ frente al estreno de su anterior película, ‘Los amantes pasajeros’, que consiguió en plena crisis económica, 2013, casi dos millones de euros en los tres primeros días desde su lanzamiento.

El elevado IVA cultural que se aplica a las proyecciones cinematográficas, inalterable en un 21% en los últimos años, unido al éxito cosechado en estos días por Paco León con su ‘Kiki, el amor se hace’, evidencia que ni los impuestos ni la preferencia por el cine español, que últimamente goza de una razonable salud, sean ‘excusas’ plausibles y, por tanto, no parecen explicar el aparente bache en taquilla de uno de los directores patrios más reputados y con mayor prestigio internacional.

La cancelación precipitada de parte de los actos programados de promoción de la película no ha ayudado, como es lógico, a fomentar su estreno ni tampoco a despejar dudas sobre la honorabilidad del director manchego, a pesar de la evidente presunción de inocencia que asiste a todo ciudadano. La tibia respuesta ofrecida por Almodóvar a las lógicas demandas informativas de los Medios de Comunicación con respecto a su inclusión en la trama panameña destapada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y su miedo a comparecer ante la prensa han lastrado la promoción.  Las dudas han surgido entre la opinión publica, sobre todo si tenemos en cuenta su siempre beligerante y comprometida actitud con las causas relacionados con el apoyo a los más desfavorecidos.

Desde el punto de vista de la física, como explica de forma gráfica la teoría de los gases, el espacio que no es ocupado por un determinado cuerpo gaseoso es, inexorablemente, invadido por el resto hasta completar el área total disponible. Traduciendo esto en términos de la teoría de la Comunicación, hay una máxima que se podría aplicar en este caso: el que calla otorga.

Lejos de establecer una clara relación entre los sucesos acaecidos en el país Centroamericano y el estreno de ‘Julieta’, teniendo en cuenta que una comedia siempre funciona mejor que un drama y que el número de copias distribuidas fue bastante inferior en esta ocasión, 185 frente a las 297 de su anterior película, lo que está claro es que, volviendo de nuevo a la teoría de la Comunicación, nunca existe nadie mejor que nosotros para hablar de nosotros mismos y, en esta ocasión, explicar lo de Panamá y, de paso, tratar de evitar unos cuantos memes incisivos.

Por Fernando Geijo, consultor sénior de Estudio de Comunicación España. 

@fergeijo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.