La cara desmejorada de la televisión en abierto

 

Hace apenas tres años se esperaba la llegada de la Televisión Digital Terrestre en España. Los hogares tenían que hacer un pequeño esfuerzo económico para recibir la nueva era de la comunicación digital en abierto y, en cierto modo, esto hacía que se esperara con cierto deseo y recelo. Llegaría ese tipo de televisión que daría mayor calidad en la imagen y el sonido, un aumento en la pluralidad de la información con diversidad de canales temáticos y, por lo tanto, programas  innovadores de producción propia con más accesibilidad e interactividad entre el público y sus contenidos.

Pero hoy, desafortunadamente, el panorama de la TV ha dado un gran giro y a esa TDT que se ve algo estancada se le añade un panorama global incierto. Las grandes cadenas se fusionan unas con otras buscando una salida a esta crisis. Es el caso de Telecinco con Cuatro y de Antena 3 con la Sexta; cadenas vecinas pero de personalidades propias y con públicos distintos que buscan irremediablemente nexos de unión para poder sobrevivir.

Nos quedan en la parrilla las cadenas autonómicas; aquellas que empezaron a multiplicarse en un momento de bonanza y que hoy, aunque siguen emitiendo, lo hacen con gran esfuerzo y mayoritariamente con un contenido enlatado poco atractivo y repetitivo que genera  muchas dudas acerca de su futuro.

Todas ellas ya se han apretado el cinturón. Los 12 miembros adheridos a la FORTA (Federación de organismos de radio y televisión autonómicos) han sufrido ajustes del 30% según un artículo publicado en el País el pasado 16 de septiembre. La deuda que tienen en sus arcas y la bajada de la inversión publicitaria, hacen que en tiempos como estos de ahorro se tomen medidas drásticas  que harán que el panorama televisivo siga cambiando y reduciéndose aún más.

Mirando al mando de mi TV recuerdo la época en la que no quedaban números en las primeras posiciones con las que nombrar a los nuevos canales. Ahora, años después, en vez de avanzar se vislumbra la antítesis de ese proyecto inicial. Los hogares cuentan con enormes aparatos preparados para un tipo de información de última generación: alta definición, acceso a internet, en 3D, de leds, y desgraciadamente no están amortizados. La falta de diversidad y, por lo tanto, la pérdida de espectadores, la bajada de inversión en nuevas tipologías de soportes publicitarios visuales y la gran competencia que existe fuera en otros canales, como internet, hacen que con suerte hoy, tengamos contados canales principales en el mando a distancia…

Por Eva Fresnillo, consultora senior.

@EvaFresnillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.