La verdadera fuerza de los intangibles

El otro día tuve que enfrentarme a uno de los mayores retos que un consultor puede encontrarse en su trayectoria profesional: mi ordenador sufrió un apagón. Todos los documentos que tenía abiertos desaparecieron tras un fogonazo negro, y en la pantalla sólo quedó el reflejo de mi gesto de incredulidad. Hasta que no lo reinicié y pude comprobar lo que se había perdido y lo que no, estuve en vilo con una gran cantidad de estrés. Aquellos instantes de incertidumbre sobre el destino de mis archivos me dieron pie a reflexionar sobre la importancia que tienen las cosas que no están físicamente, que no se pueden palpar, pero de las que dependemos completamente: los intangibles.

Resulta curioso cómo el valor que le atribuimos a las cosas es más fuerte que las barreras de lo físico. La música, por ejemplo, al tratarse de un sonido, no posee un cuerpo material en nuestra realidad más allá de las partituras. Sin embargo, emociona a aquellas personas con un recuerdo asociado a las melodías. Aunque no podamos interactuar físicamente con los valores intangibles, generan efectos tan sólidos y decisores en nosotros que pueden influir e incluso cambiar por completo nuestras vidas.

Valores intangibles y reputación corporativa.

De la misma manera que le damos importancia a la música o a los archivos digitales de nuestro ordenador, debemos cuidar con el mismo interés los valores intangibles asociados a nuestra imagen y reputación. Aunque se trate de elementos que no podemos medir ni pesar con instrumentos tangibles, están tan ligados a la estructura vertebral de nuestros negocios que pueden amenazar con desestabilizarlos.

Villafañe y Asociados, consultora referente en Reputación Corporativa, Liderazgo e intangibles empresariales, describe la reputación como “el reflejo de cómo hace las cosas una empresa, y cómo la reconocen por ello”. Por tanto, la clave para cuidar de nuestros intangibles consiste en aterrizar nuestra realidad de hacer bien las cosas y conseguir comunicarlo de forma tanto externa como interna. Una gestión profesional y proactiva de los intangibles puede suponer la diferencia entre ser reconocidos e impulsar la reputación de nuestra compañía, o ser olvidados.

Por Mérida Miranda, consultora en Estudio de Comunicación España.

@MridaMiranda1

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.