Mensaje recibido

 

En comunicación, ya se sabe, para alcanzar unos objetivos no hay nada como disponer de un buen mensaje. Así lo han podido comprobar en carne propia los nuevos dirigentes municipales de la capital de España. Su concejal -ahora algo más conocido- de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, explicaba hace poco en un artículo que “los problemas de sobreendeudamiento son un síntoma de la incapacidad del sistema capitalista de proporcionar un crecimiento sano que satisfaga las necesidades básicas de la población”. A lo que añadía: “la deuda es una herramienta financiera de dominación de los pueblos… una deuda odiosa e impagable”. Y por si sus ideas no  quedaban suficientemente claras, apostillaba su reflexión sosteniendo que “más del 80% de la deuda del Ayuntamiento de la capital del Estado tiene suficientes elementos para ser declarada ilegítima...”.

Es obvio que en el horizonte de los dardos cruzados provenientes de quienes militan en los partidos convencionales no estamos acostumbrados a tanta claridad. Asistimos, pues, al alumbramiento de un lenguaje inédito (al menos en este siglo y en nuestras latitudes) que se filtra por las costuras de las corporaciones municipales españolas que han cumplido ya sus cien días y al que no debemos negar evidentes dotes movilizadoras para hacer germinar la semilla de la rebeldía en el basto y pedregoso latifundio en el que pacen los conformistas.

No se puede negar, pues, que el mensaje expuesto por el ya no tan novel concejal pertenece a una modalidad llena de frescura y a un estilo ajeno a las componendas del lenguaje político al uso. Por eso resulta tan atractivo. Y tan eficaz. Porque, reconozcámoslo abiertamente, si lo que  pretendía el nuevo responsable de las arcas madrileñas era trasladar su mensaje al corazón del capitalismo… ha dado en la diana: la agencia de calificación Standard & Poor’s (S&P) acaba de revisar a la baja la calificación de la deuda -a largo y corto plazo- del Ayuntamiento de Madrid.

En comunicación no hay nada como disponer de un mensaje eficaz… para que sus destinatarios se den por enterados. En el caso de Madrid queda por demostrar si será bueno para los madrileños.

Por Carlos Fernández Conde, Consultor Sénior de Estudio de Comunicación. España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.