PYMES en Bolsa: decisión y transparencia (Negocio)

13 pymes en bolsaDefinitivamente la banca ha cerrado el grifo a la financiación o, al menos, lo ha endurecido hasta el límite que muchos empresarios tienen que enfrentarse a nuevas formas de captar recursos más imaginativas que pedir un crédito. Las PYMES, base de la estructura productiva de nuestro país y generadora de empleo, son las que están sufriendo fundamentalmente esa falta de financiación, bien para su circulante, para capear estos tiempos difíciles o bien para seguir creciendo ante las posibles oportunidades que se presentan.

Mientras las grandes empresas cotizadas se han lanzado a la emisión de bonos corporativos, las pequeñas y las no cotizadas se ven sumidas en un callejón sin salida pues no tienen acceso a este tipo de recursos. La banca, lógicamente, se cubre las espaldas ante un año difícil y, previendo que los brotes verdes van a tardar en florecer, ha endurecido las condiciones para la concesión de préstamos.

En definitiva, los hechos son tozudos: el crédito es más difícil de obtener tanto para empresas como para particulares. Según el último Eurobarómetro, dado a conocer en la Comunidad Europa, a los españoles les cuesta más conseguir dinero que a nuestros vecinos comunitarios.

Al particular se le hace cuesta arriba lograr financiación, pero las empresas tienen otras vías, como acudir al mercado de capitales. El nuevo Mercado Alternativo Bursátil, ya estrenado con éxito por alguna compañía, supone una clara alternativa. La Bolsa española, desde finales del pasado año hasta el mes de octubre, ha subido más de un 28%, mejorando su deterioro de finales del pasado año, lo que demuestra que el dinero busca nuevas oportunidades de inversión. La salida de la crisis no se vislumbra cercana pero los que sean capaces de ofrecer opciones atractivas, crearse una buena reputación y sepan prepararse para el futuro, estarán en mejor disposición de captar recursos.

En España hay muchas pequeñas y medianas empresas que cumplen sobradamente con los criterios objetivos que marcan los organismos reguladores para debutar en los mercados, pero les falta decisión para ampliar sus horizontes más allá de su nicho tradicional. Estas empresas, que pueden estar reflexionando sobre su salida al parquet, deben tener claro que si tienen experiencia en el acercamiento a los clientes tradicionales, en la venta de bienes y servicios, necesitan ahora “vender su empresa” a un nuevo cliente: el inversor.

Para que una PYME salte al parqué con éxito debe confiar en su proyecto, en sus resultados a medio y largo plazo, confiar en su plan de negocio, en sus posibilidades futuras…pero también debe estar dispuesta a sumir un compromiso de transparencia y de información permanente al mercado.

Para vender bien el nuevo “producto financiero” hay que enseñarlo y aquí empieza el trabajo previo de Comunicación: darse a conocer a los intermediarios financieros, a los organismos reguladores, a los analistas, a los potenciales inversores y a la opinión pública en general. El reconocimiento de marca es uno de los activos más valorados, no sólo por lo que vale en un momento determinado sino por sus expectativas de futuro. Porque ¿quién invertiría en una empresa sin conocerla y sin tener información suficiente, reciente, contrastada y clara? Es necesario pues cambiar de mentalidad porque la búsqueda de financiación privada requiere de una actitud de Comunicación e información al mercado a la que, casi con toda seguridad, muchos no estan acostumbrados.

Una vez asumidas las necesidades y analizadas las oportunidades, hay que ponerse a trabajar. Tener claras las ideas y saberlas exponer son aspectos primordiales para lograr una buena imagen y, esto, no se consigue de la noche a la mañana. Preparar el camino es cuestión de tiempo, de perseverancia y de planificación.

Las necesidades de financiación animarán, sin duda, operaciones financieras el próximo 2010. Sobre todo si, como han anunciado, algunas Comunidades Autónomas están dispuestas a ofrecer incentivos fiscales a las empresas que se decidan a dar el salto, con lo que los gastos de preparación para la salida al Mercado Alternativo Bursátil pueden contar con una importante rebaja. Madrid, Cataluña, y Galicia se han puesto manos a la obra, falta concretar las ayudas, pero, sin duda, es el momento de prepararse y anticiparse.

Decisión, preparación y comunicación transparente son las premisas para iniciar la acción y podemos, para ello, seguir los consejos de Don Quijote: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades”.

Juan Antonio Tarjuelo
Consultor Senior
Estudio de Comunicación

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.