SEres premia la acción social de la empresa

Algunas empresas, cuando se formulan esa pregunta tan kenediana de qué puedo hacer yo por este país, tienen una respuesta contundente y firme tejida con hechos, los hechos que constituyen su acción de Responsabilidad Social Corporativa.

Ese es precisamente el caso de todas las compañías que cada año distingue la Fundación SEres con sus premios que en la quinta edición han ganado BBVA, Grupo Vips y Supracafé. Fueron éstas, pero pudieron también ser otras empresas porque en España son muchas las compañías grandes, medianas y pequeñas que se esfuerzan por ayudar a la sociedad con su dinero, su capacidad de organización y el esfuerzo de sus empleados.

Deloitte ha llevado a cabo un estudio entre las empresas que formamos parte de la Fundación SEres para analizar, medir y evaluar el impacto real de su RSC en la sociedad y para saber con precisión en qué se traducen las aportaciones y acciones sociales de las empresas. Los resultados sorprenden por su magnitud.

Sólo las aportaciones de las 50 empresas que respondieron al estudio –entre el centenar de socios de SEres- detrajeron de su beneficio neto un 2,8% o, lo que es lo mismo, 457 millones de euros que se invirtieron en acción social y beneficiaron a más de 7 millones de personas agrupadas en colectivos como infancia y juventud, enfermos, discapacitados, desempleados, mujeres víctimas de violencia de género, etc.  Además, la acción social de esas 50 empresas sirvió para integrar laboralmente a 30.825 personas y hubo 84.8000 empleados de las compañías encuestadas que participaron en programas de RSE ya que 8 de cada 10 empresas contaban con programas de voluntariado.

Son unas pocas cifras, hay muchas más, todas llenas de elocuencia. Y lo más importante es que esta acción social que las empresas realizan y SEres promueve se desarrolla integrada en la estrategia empresarial y por tanto, de forma sostenible. En palabras de Juan Arena, presidente de la Fundación, “buscamos que las empresas creen valor económico al mismo tiempo que resuelven una necesidad social de su entorno de forma tal que conseguimos que esa acción social sea sostenible precisamente por ser creadora de valor para la empresa y además ayudar a resolver problemas sociales.

Nuestra visión va un paso más allá que la filantropía, tiene que ver con que la capacidad de las empresas de crear valor de manera sostenible y la salud de la sociedad en la que operan son mutuamente dependientes, o lo que es lo mismo, ni existe una sociedad sana sin un tejido empresarial sano, ni tampoco existen empresas sanas y competitivas en una sociedad que se empobrece económica y socialmente. A ambas partes les interesa que la otra parte sea fuerte y goce de buena salud”.

La quita edición de los Premios SEres es una buena ocasión para felicitar a los ganadores, para felicitar a todas las empresas que emprenden la acción social y para felicitar a la sociedad civil española que es capaz de desarrollar actuaciones eficaces para ser más justa.

 Aunque sin duda es el compromiso y el convencimiento lo que impulsa la acción social de la empresa, desde el punto de vista de la comunicación y la reputación no podemos olvidar que en una sociedad cada vez más exigente con sus representantes, sus instituciones y sus empresas, la RSE sirve además para construir con fuerza reputación y sumar valores a la imagen de la empresa algo que, sin lugar a dudas, cotiza al alza en el universo de las marcas.

Por Alberto Mariñas, Socio de Estudio de Comunicación España. 

@amarinas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.