Google y FB, en la picota

facebook-google

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) y el periódico norteamericano The Wall Street Journal, recientemente, han puesto a Google y Facebook contra las cuerdas. Casos distintos con un mismo motivo: la filtración de datos confidenciales de sus usuarios, lo que supone una violación de la normativa interna de ambos. La AEPD ha abierto un expediente sancionador a Google en España y el WSJ, en una investigación periodística propia, ha puesto en evidencia un error en las ‘apps’, aplicaciones que ofrece la red social.

El ‘pecado’ de Google consiste en que los coches utilizados para captar las imágenes que se emplean en Google Street View también registraron direcciones de correo con nombres y apellidos, direcciones y cuentas de mensajes de correo electrónico o mensajería instantánea, información de acceso a redes sociales y páginas Web, con los datos confidenciales de los usuarios y sus contraseñas y que, en determinados casos, abren el camino de acceso a una información especialmente protegida.

Por su parte, Facebook ha dejado en sus aplicaciones, normalmente juegos, una grieta por la que se le han filtrado los datos personales de sus usuarios. Algo que probablemente haya disgustado mucho a su creador, Mark Zuckerberg, aunque quizá no tanto como la imagen que de él da la película ‘La Red Social’.

Estas filtraciones torpedean la política de privacidad que se supone garantizan los códigos internos de Google y Facebook. Además, aumentan la desconfianza a la hora de ceder información personal en la Red, lo que provoca que aún haya gente reticente a formar parte de una red social. O que aquellos que sí la usan, autocensuren la información que publican en la red “por si acaso”.

Estas, llamémoslas, deficiencias, provocan a Google y Facebook un deterioro claro de su imagen y reputación de marca. Algo que podría ser evitado si actúan primero, para corregir el error, y lo comunican inmediatamente después. Sus usuarios no pueden, no podemos, quedarnos con la imagen de que actúan como «espías» que comercializan con información «robada». Deben fomentar una mayor transparencia para ganar credibilidad.

, , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.