El CEO como líder sectorial, motivador, comunicador…

Encontramos una estrecha coexistencia entre liderazgo, marca y branding personal. ¿Cuál es la marca personal y credibilidad de los ejecutivos C-Suite? Hay que recordar que hoy en día un buen CEO es la persona encargada de dirigir las estrategias globales, obtener resultados económicos y beneficios para la empresa, pero también debe ser un buen ciudadano y brindar beneficios sociales. Los CEO deben tener otras características: las archiconocidas soft skills.

Adaptación al cambio, resiliencia, capacidad comunicativa, espíritu innovador, visión de estrategia y, sobre todo, mucho espíritu de equipo son las competencias que hoy definen al líder sectorial, motivador y comunicador. Un CEO llamado a impulsar la digitalización y transformar culturalmente la organización en tiempos de crisis e incertidumbre.

En este marco resultan a absolutamente esencial desarrollar estrategias de personal branding, que nos ayuden a desarrollar liderazgo de nuestro CEO y que profundicen en la importancia del compromiso social para la sociedad y la empresa, desde el punto de vista de la creación de valor.

Hoy para ejercer labores de liderazgo en cualquier tipo de organización empresarial es necesario contar con:

  • La primera y fundamental es la resiliencia, esto es, tener la capacidad de crecerse ante las adversidades.
  • La honestidad, la empatía, la calidez y la transparencia sirven a un propósito importante. Ser capaces de responder con rapidez, transparencia y autenticidad dentro y fuera de la organización. Hay que ser conscientes de que en estos procesos es muy importante reforzar la credibilidad y por ello, es más importante hacer que decir y mantener la coherencia.
  • Tener capacidad innovadora, porque no basta con adaptarse al cambio, sino que hay que hacerlo innovando.
  • Y la cuarta cualidad esencial es el trabajo en equipo, el liderazgo a pie de obra y no desde la tarima, la escucha y la cercanía son cualidades básicas de un buen líder. El desarrollo de una labor de aprendizaje y enseñanza conjunta frente a las nuevas formas de comunicación.

Sea cual sea nuestro estilo de liderazgo, es importante comprender, desarrollar y utilizar nuestro conjunto de habilidades sociales para crear una cultura organizativa y un equipo sólidos. De este modo, no solo se logrará lo mejor de los empleados, sino que también se impulsará la empresa y obtendrán resultados positivos.

Por Esther Almendros, consultora sénior de Estudio de Comunicación.

@e_almendros

, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.