El valor de lo inmaterial

No voy a entrar si la escultura inmaterial (que ni siquiera existe) del artista italiano Salvatore Garau -un artista cotizado que ha realizado exposiciones en galerías y museos y que tiene obras en colecciones privadas y museos- se merezca el pago de 15.000 euros en subasta de arte por un algo que no existe, por una pieza que literalmente no es nada, con nombre ‘Io sono’ (Yo soy) como si tampoco el artista existiera.

Efectivamente, no estamos en el día de los Santos Inocentes y no parece haber sido una inventiva ni una fantasía de los Medios, y menos de quien lo haya pagado. Sin embargo, sí que este sujeto puede sentirse propietario de algo exclusivo e infrecuente que ha despertado mucho más interés que probablemente fastuosas y vistosas obras de arte de prestigiosos y destacados genios.

A lo que sí que voy es a lo que me parece espectacular y sumamente ingenioso desde el punto de vista de la imagen, una imagen que no existe pero que ha vendido por mucho más que otras que se conforman con ser reales y que son tangibles. Ya llevamos diciendo mucho tiempo en Estudio de Comunicación que hay que dar importancia a los intangibles, porque en materia de comunicación no solo es percibido como valioso lo que una compañía representa materialmente: resultados y magnitudes, cifra de negocio y beneficios, actividad, instalaciones, oficinas, empleados, etc. Si no lo que no se ve, pero existe: como “Yo soy”.

Las compañías tienen que convencerse de que la imagen se construye en base a valores, a acciones de Responsabilidad de Social Corporativa, a campañas humanas y sociales, a compromisos con la sociedad, a la transparencia, la honestidad, la diligencia, la cercanía o la aplicación de la justicia en sus acciones. Hay un círculo en el core de las empresas que, aunque no se toque y no se palpe, da prestigio y otorga una buena percepción y valoración por parte de sus stakeholders, y esto, a su vez, se erige en una realidad que repercute en su negocio, en su valor en bolsa, en su rentabilidad. Ojo, trabajemos lo correctamente real y lo supuestamente invisible e intangible. En la fusión de ambos está el éxito.

 

Por Victoria Magro, directora de desarrollo corporativo de Estudio de Comunicación.

@victoriamagro

 

, ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.