Ideas para mostrar tu desacuerdo y alcanzar una solución satisfactoria

A la mayoría de nosotros nos cuesta, a veces, mostrar a otra persona que estamos en desacuerdo con sus ideas. Más aún si sentimos que esa persona tiene algún tipo de autoridad sobre nosotros. Sería más fácil estar siempre de acuerdo en todo y, sin embargo, aprendemos mucho más de las personas con puntos de vista diferentes. De un buen debate pueden surgir las mejores ideas, siempre que seamos capaces de escuchar y de manejar la situación de manera constructiva.

En todo caso, si te interesa aprender a lidiar con el desacuerdo de manera constructiva, a continuación se ofrecen una serie de consejos:

  • No te tomes nada a lo personal ni te pongas a la defensiva contra alguien: si algo te irrita, mantén la calma y recuerda que lo que te molesta es la idea que defiende una persona, no la persona en sí misma.
  • Evita despreciar las ideas de la otra persona: aunque estés pensando que lo que está diciendo es una soberana estupidez, prueba a expresarte sin perder los papeles, utilizar el sarcasmo o hacer comentarios despectivos. Por ejemplo, en lugar de espetar frases tales como “¡Qué tontería!” “¡No tienes ni idea de lo que dices!” o cosas peores, puedes tratar de mostrar tus reservas sobre la idea con expresiones como “Lo que me preocupa de tu idea es que …”​. Seguro que, en más de una ocasión, alguien ha llegado a faltarte al respeto por no opinar como tú y seguro también que sabes lo mal que eso hace sentir. No hagas tú lo mismo con los demás.
  • Intenta hablar en primera persona para expresar tu desacuerdo, en lugar de atacar a la persona que tienes enfrente. Por ejemplo, no es lo mismo decir: “¡siempre me entregas el documento más tarde de lo que deberías!” que decir: “me agobia recibir el documento más tarde de lo que debería porque no me da tiempo a revisarlo”.
  • Escucha el punto de vista de la otra persona: Escuchar bien es una manera de mostrar que respetas y entiendes el punto de vista de la otra persona, aunque no lo compartas. Mientras la otra persona esté hablando, trata de no pensar por qué no estás de acuerdo o lo que le vas a contestar. En vez de eso, pon atención en lo que está diciendo. Cuando sea tu turno de hablar, repite cualquier punto importante que la otra persona haya mencionado para demostrar que escuchaste y oíste lo que dijo. Luego, con tranquilidad, explica tus argumentos y por qué no estás de acuerdo.
  • Mantén la calma: Esto es lo más importante que puedes hacer en una conversación. Desde luego, es todo un reto conservar la calma y ser razonable cuando te sientes enfadado o exaltado por algo, sobre todo si la persona con la que estás hablando lo hace acaloradamente. Puede que sea necesario que te comportes como la persona madura que sabe llevar tranquilamente la conversación, aunque el otro pueda ser incluso uno de tus jefes. Nunca olvides que, el que grita, pierde la razón.

En todo caso, el objetivo final del desacuerdo constructivo no es solo evitar la confrontación, sino alcanzar una solución que satisfaga a ambos. Para ello, tras expresar de la mejor manera posible nuestro desacuerdo, podemos pedirle a la otra persona sugerencias para modificar la idea. También podemos aportar nuestras propias sugerencias, con frases como “¿Qué tal sí…?

Por Estefanía Campos, directora en Estudio de Comunicación.

@Ecampos1976

, , , , , ,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.