#COMUNICACION: más allá de lo visible

Acaba de presentarse el Informe Anual de la Profesión Periodística 2015 que realiza la Asociación de la Prensa de Madrid, APM. Un excelente trabajo de análisis a pesar de las dificultades para realizarlo. Un pero: como cada año, el documento dedica un capítulo menor a los periodistas dedicados a la Comunicación; y, como cada año, uno sigue sintiendo que muchos nos consideran “hijos de un Dios menor”.

Y no es sólo porque no se profundice en la situación y en el trabajo de los comunicadores de la misma manera que se profundiza en los de los “plumillas” (no es peyorativo, para que conste; forma parte del argot familiar), sino por una especie de “mirar mal” a quienes se han pasado de un Medio a un gabinete de comunicación. Por poner un ejemplo: en la presentación que tuvo lugar en el Salón de Actos de la APM, un asistente se sorprendió de que haya un número alto de profesionales que han trabajado en un Medio y están ahora en un gabinete.

Pero nadie habla de que son dos ramas de una misma profesión, lo mismo que un médico puede especializarse en cirugía ortopédica o en dermatología, por poner dos cosas lo suficientemente diferentes entre sí que parten de una misma raíz. Encima, la labor del periodista y la del comunicador son bastante similares en su esencia: localizar información, tratar información y ofrecerla a su público objetivo. O, ¿qué hace sino un director de Comunicación que se reúne con otros directivos de su empresa para conocer lo que se está haciendo o se va a hacer, decidir si eso se trasmite interna o externamente y tratar esos datos para hacerlos llegar convenientemente a quien vayan dirigidos?

En la encuesta, en la que tuve la oportunidad de participar, se preguntaba este año a qué labores nos dedicábamos los que hacíamos Comunicación. Se enunciaban varias posibilidades, como redactar notas de prensa, tratar con los Medios, hacer seguimiento de noticias, elaborar publicaciones corporativas… Bueno: no se preguntó si el periodista de Medios redacta la información localizada, se limitaba a recopilar lo que dicen las agencias de noticias o a hacer un resumen de lo que cuentan otros Medios, por poner un ejemplo. Sí se preguntaba si eran jefes de sección, redactores jefe o redactores, entre otros estratos profesionales. De los comunicadores no se sabe si estamos a cargo de un equipo o acabamos de llegar a esta especialidad.

En mis respuestas a la encuesta, como comunicador, marqué todo lo que proponían. Y lo hice justo el día en que terminaba en nuestra Casa un proceso de entrenamiento de portavoces para un cliente y colaboraba con otra compañera en preparar un Plan de Comunicación para una nueva empresa. Ambas cosas, formación y estrategia, solo podían ser marcadas como “otras actividades” en la encuesta, a pesar de que forman parte del día a día de los consultores de Estudio de Comunicación.

Ya sé que en las pequeñas empresas que deciden tener un “gabinete de prensa”, y ya es un triunfo, solo hay preocupación por intentar tener presencia en los Medios -redes sociales incluidas- y que de ahí puede venir el porcentaje, superior a los demás, de profesionales que marcan como actividad “redactar notas de prensa”. Es lo visible. Por eso nos toca insistir en que nuestro trabajo como comunicadores es variado y complejo. Es el mejor ejemplo del iceberg: la nota de prensa, en el mejor de los casos, solo es la punta que aflora en la superficie.

Jesús Ortiz, consultor sénior de Estudio de Comunicación

@JesOrtizAl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
SWITCH THE LANGUAGE
Text Widget
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus quis neque vel quam fringilla feugiat. Suspendisse potenti. Proin eget ex nibh. Nullam convallis tristique pellentesque.